Prosperidad o al hoyo

El que concedió [el gol de Messi con la mano] fue Rodríguez Santiago, el mismo que el año pasado cometió un error monumental en Montjuïc, cuando pitó no se sabe qué y luego dio gol del Espanyol. (¿Recuerdan? Fue cuando Florentino pensó en la enormidad de impugnar el resultado). Un error descomunal, sin apenas precedentes en el gran fútbol. ¿Consecuencia? Ninguna. Ahí sigue, en la élite. Voy ahora con el fallo más grande del que se ha favorecido este año el Madrid, que no fue la mano de Van Nistelrooy ante el Depor, sino el gol anulado al Atlético (era 2-0) en el Calderón, cuando Helguera pidió fuera de juego. ¿Recuerdan? El árbitro era Daudén. Fue ‘top class’ hace dos temporadas. No firmó un manifiesto contra el representante de la LFP en el Comité, López Nieto,y le quitaron de internacional. Pero peor aún fue equivocarse ¡a favor del Madrid! ¿Le ven arbitrar ahora? Ya no arbitra. Ni pasa las pruebas físicas. Le hicieron llegar que le iban a descender y ha preferido apartarse, aunque le faltan dos años para la edad. Me recuerda a Tristante Oliva, que tras el ‘ushiro nage’ desapareció. Todos pueden acertar o equivocarse, pero los que saben cómo y cuándo y a favor o en contra de quién, prosperan. Los que no, se van al hoyo. Esa es la infamante realidad.

[Alfredo Relaño, sus conspiraciones, en As]

Artículos Relacionados

6 comentarios (por ahora) en “Prosperidad o al hoyo”
  1. DRJ 16 junio, 2007
  2. VON_PAULUS 16 junio, 2007
  3. miñana 16 junio, 2007
  4. DRJ 16 junio, 2007
  5. McCarran 16 junio, 2007
  6. santote 17 junio, 2007