Que se mueran los feos

Yo soy un feo vistoso, vaya por delante. Escribe un tío feo, sí, pero carismático y bueno. Hay gente fea de cara que no lo es tanto por su personalidad. No es el caso de Kahn y Rooney. Además de feos son malos por dentro. Transmiten odio interno y una cierta maldad. Esto se lee en el rostro y en el alma. Ronaldinho es feo, por ejemplo, pero lindo al mismo tiempo. Un buen tipo, con ganas de vivir. Carismático, en el fondo, como yo, un seductor.

Hubo muchos feos en mi época. Como el fallecido Ángel Labruna, un crack de La Máquina de River. Era guapo por dentro, pero le decían El Feo… Aunque miren, ¡hay gente a la que no le gusta Beckham, al que le ven cara de lobo! La cosa se presenta subjetiva, como pueden comprobar. Ahora el Madrid tiene otro feíto, Diarra, al que le dan la pelota más que por las patadas, que las reparte, por la cara con la que entra al balón… ¡Entonces se la dejás! A mí lo que me preocupa es el feo de rostro y de interior, ese sí que es irrecuperable. La feura de entraña no se rehace con un lifting. Por cierto, un saludo, Manolete, otro tipo con buen fondo.

[Hugo Gatti, por algo le llaman loco, en As]

Artículos Relacionados

18 comentarios (por ahora) en “Que se mueran los feos”
  1. Robert Martínez 25 enero, 2008
  2. saltoalvacio 25 enero, 2008
  3. dieguitoalias 25 enero, 2008
  4. Capitán (tan) Argento 25 enero, 2008
  5. Kinkanom 25 enero, 2008
  6. ayr29 25 enero, 2008
  7. El Bandido doblemente armado 25 enero, 2008
  8. Uriondo 25 enero, 2008
  9. Javier 25 enero, 2008
  10. Javier 25 enero, 2008
  11. Juan 25 enero, 2008
  12. Reverendny 25 enero, 2008
  13. Louis 26 enero, 2008
  14. santote 26 enero, 2008
  15. kyle xy 27 enero, 2008
  16. Vier 28 enero, 2008
  17. Juan Rodríguez 28 enero, 2008