Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 2 de febrero de 2008

no image

Allanando el terreno a Jan

No lo digo yo. Lo dice el vicepresidente del Barça, Ferran Soriano. Sea cuál sea el futuro de Ronaldinho a partir del 30 de junio, el fichaje del brasileño ya está amortizado. Los 27 millones de euros que se pagaron en el 2003 al PSG se han rentabilizado económica y deportivamente. Sobre todo con la consecución de dos títulos de Liga y una Champions, pero también con el privilegio de haber disfrutado en el Camp Nou con uno de los mejores futbolistas de la historia. Si en verano, como todo parece indicar, se traspasa al jugador, cualquier operación financiera que se haga ya tendrá un saldo positivo. No se trata de venderlo a precio de rebajas, pero hay que asumir que el valor real de Ronaldinho en el mercado ha descendido en el último año y medio y que se aleja mucho de los 60 millones que el Chelsea estaba dispuesto a pagar el pasado verano.

Ahora que Ronaldinho ha vuelto a los terrenos de juego tras su particular ‘pretemporada’ sería bueno no reabrir el debate en torno a su figura. Asumido que la decisión de la junta directiva no debe cambiar en función del rendimiento del brasileño en los próximos tres meses, hay que aprovechar el tiempo que le queda vestido de blaugrana para hacerle un gran homenaje popular. Como el que recibió el jueves en el partido de Copa frente al Villarreal. […] Su aportación al equipo continúa siendo una incógnita, aunque todos sabemos que jamás volverá a ser el número 1 del mundo. Messi le ha tomado el relevo y es el nuevo estandarte futbolístico del Barça, pero Ronnie mantiene casi todo el carisma que se ganó con su magia y con su personalidad.

Dejemos, pues, que Ronaldinho se despida del barcelonismo como se merece. No observemos con lupa cada uno de sus movimientos. Ni le hagamos marcajes minuciosos en todos los partidos. Todo lo que pueda ofrecer al equipo será bienvenido. Partiendo de la base de que ya lo dábamos por perdido, su contribución deberá valorarse positivamente. Los ‘slaloms’ son ahora territorio de Messi. El brasileño, que se dedique a dar buenos pases, a lanzar las faltas y a marcar algún gol, que buena falta nos hace. Y que cuando se vaya, lo haga por la puerta grande. Como no han podido hacerlo otros.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]
Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas: ,


4 comentarios (a día de hoy) en Allanando el terreno a Jan

  1. dieguitoalias says:

    pues no quiero imagina la que se le avecina a dinho. por cierto en su comparación con ronaldiño…cierto es que messi está haciendo cosas increibles, pero en realidad poco determinantes, no creo que le llegue a ronaldiño a la suela de los zapatos en determinacion y gol, en su buen estado claro.

     
  2. El pecador de la pradera says:

    Snif. Cuánto he llorado leyendo este artículo. Oh Ronaldinho, arrástrate por esos campos, déjate la barriguita salchichonera, acude a tus fiestecitas que aquí está Mascaró para declamar las odas de admiración y sumisión que Jan le envía.
    El Barcelona es especialista en matar a sus héroes, y eso sólo es porque no llegan a ser héroes catalanes, a lo breveheart -ese ante cuya tumba Laporta derrama unas lágrimas cada vez que va-, que guíen al rebaño. Los Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho, Laudrup, Schuster, Cruyff, dentro de unos años Messi, etc. etc. son vistos como semidioses mientras les salen las cosas. Marcaró y compañía les cantan hermosas canciones. Luego, cuando los bardos comprenden que ni siquiera aprenden catalán y, en su mayoría, les importa un pepino las ambiciones nacionalistas de unos y otros, cambian el tono y los crucifican. Déjà vu.

     
  3. santote says:

    Ronaldo: se marcha tras una temporada.

    Laudrup: tras marcharse juega al nivel que se le presuponía un año en el Madrid.

    Rivaldo: nada de nada en Milan cuando se va, nunca llega a tener su nivel.

    Cruyff: tras cuatro años sin ganar nada se marcha. De hecho ningún año volvió a mostrar el nivel de la temporada 73-74. Por lo tanto bajó su nivel.

    Schuster: se va por sus disputas con el presidente. A los dos años demostró en Madrid su personalidad y se marcha. Como mucho admitiré que se va por el fichaje de Hagi pero ¿si tan bueno era por qué lo echan?

    Ronaldinho: todavía está en Barcelona. Dudo que vuelva a ser el de sus mejores días.

    Messi: no comentaré tus dotes de pitoniso.

    Total, que podías haber incluído a Maradona o a Suárez pero ni siquiera.

    Por lo tanto, y admitiendo que quizá sí se han ido algunos grandes jugadores, algunos se meten con calzador para alimentar una leyenda.

    O eso o los jugadores tienen que permanecer en el club hasta los 50 años, entonces me callo.

    Eso sí, magnífico tu por qué para explicar la marcha de los jugadores. Porque no les importa el espíritu hacionalista.

    Amén.

     
  4. El pecador de la pradera says:

    Tienes toda la razón. Lo siento. Pensé que los jugadores que comentaba, incluido Maradona y Suárez (gracias por recordármelo, yo ignoraba que hubiesen jugado en el Barça, de verdad) eran grandes jugadores que se achicharraron en el Barça o tuvieron que salir de allí con toda la prensa encima.
    Muchas gracias.
    Ah, y perdona por lo de Messi, de corazón, fue, sólo, un déjà vu. Cosas de mis cortas entendederas. Como lo de Braveheart. No sé por qué me inventaré esas cosas. En fin.

     
Back to Top ↑