El fantasma de Mijatovic

Con una prosa admirable y una cuidada ambientación, Diego Torres nos ofrece hoy en El País otro magnífico ejemplo de cómo vestir de información un mero ajuste de cuentas. Primero lo hizo con un subalterno, Carlos Bucero (el chófer ese que va diciendo que es licenciado en Derecho), y hoy apunta ya al jefe, Pedja Mijatovic, rebautizado como “el fantasma con el traje más caro del Bernabéu”. El final del artículo es de traca:

Mijatovic y Calderón comparten una misma flaqueza: vivieron la experiencia del poder con ansiedad. […] A la espera de elecciones, el montenegrino anda como un desocupado, buscando quehaceres. Por lo visto, ya encontró uno: presionar al árbitro. Si el domingo pasado se presentó en el vestuario arbitral para discutir con Pérez Burrull antes del partido, hoy, con la visita del Depor, su objetivo puede ser Teixeira Vitienes.

Resulta curioso también que el departamento de Mijatovic lleve un año sin tener “ninguna influencia” en el club y, al mismo tiempo, sea el responsable del “mayor gasto en menos tiempo de la historia del fútbol” y uno de los factores que, según Torres, han llevado a Calderón a dimitir. Para no tener “ninguna influencia”, no está nada, pero que nada mal.

Artículos Relacionados

5 comentarios (por ahora) en “El fantasma de Mijatovic”
  1. jose 25 enero, 2009
  2. Palomares 25 enero, 2009
  3. Palomares 25 enero, 2009
  4. elartistamadridista 25 enero, 2009
  5. Kseli 25 enero, 2009