Hacerlo bien es imposible

La semana pasada, alguien se entretuvo en construir una réplica exacta de la web de la Juventus solo para tratar de viralizar el falso fichaje de Fernando Llorente por el equipo italiano. Es la trampa perfecta: se envía al periodista una falsa confirmación y luego se le acusa de no haber confirmado.

Enric González resumía así hace unos meses la aspiración del periodista: “Hay que ser honesto, humilde y hacer lo que puedas, sabiendo que hacerlo bien es imposible”. Hacerlo bien es imposible, sí, y vamos camino de que resulte también imposible no hacerlo mal. A las trabas de toda la vida se han unido ahora las emboscadas de una legión de voluntarios ansiosos por presumir de habérsela colado a un medio. Ayer fue una foto de Luka Modric, retocada para hacer creer que el jugador croata acababa de llegar a Madrid.

Claro que la cita de Enric González no se quedaba ahí:

“Hay que ser honesto, humilde y hacer lo que puedas, sabiendo que hacerlo bien es imposible. Se trata de evitar hacerlo muy, muy mal, de mentir o de equivocarse estrepitosamente”.

Artículos Relacionados