Premios ejemplares

Nos guste o no, es obligado reconocer varios méritos al premio Príncipe de Asturias de los Deportes. El primero, haber demostrado que uno de cada dos grandes deportistas mundiales es español; el que no se lo crea, que eche un vistazo al palmarés. El segundo, y más importante, su capacidad para generar comentarios, como si de verdad fuera un galardón relevante.

Los miembros del Jurado han demostrado su amplitud de miras un año más y han distinguido a Iker Casillas y Xavi Hernández. Ambos fueron ya premiados en 2010, junto al resto de jugadores de la selección campeona del mundo. Pero resulta que sus méritos esta vez son extradeportivos. ¿Cuáles son? Al parecer, conocerse desde hace 15 años, ser amigos y llamarse por teléfono de vez en cuando si tienen algún roce.

“Son un ejemplo de juego limpio y actitud conciliadora”, razona el jurado su fallo, en el sentido amplio del término; “defensores de los valores de la amistad y el compromiso más allá de la rivalidad de sus equipos”. Una exposición enternecedora. ¡Qué ejemplaridad! Sin duda, nadie en todo el mundo del deporte podría merecerlo más. Todo un acierto del jurado, integrado por algunos de los más destacados miembros del periodismo deportivo patrio. Esperemos que, a la hora de enfocar en sus medios esa rivalidad sana que presuntamente encarnan Iker y Xavi, tengan también a mano esos valores que tanto aprecian en los demás: juego limpio, actitud conciliadora…

Artículos Relacionados