Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 23 de noviembre de 2014

no image

La rotundidad es mala consejera

… Especialmente, cuando no se habla sobre lo que ha pasado sino sobre lo que está por venir.

[1-IX-2014] Ancelotti pone a James Rodríguez a hacer kilómetros persiguiendo al lateral de turno. Y la cosa no pinta bien. James le pone ganas y voluntad, pero ni tiene el oficio ni el físico que se requiere para realizar esa función. […] La falta de equilibrio en el mediocampo del Madrid no la puede solucionar el colombiano por mucho empeño que le ponga. […] Ha quedado claro en este arranque de campaña que James no puede hacer una labor similar a la de Di María. […] El técnico le exige funciones con las que no puede cumplir. [Antonio Romero / As]

[23-XI-2014] James ha apretado los dientes para adaptarse a una nueva posición y se está hinchando a correr. Mejora cada día en lo físico y tiene fuerza de sobra para llegar al ataque con claridad. […] Se está reconvirtiendo en un centrocampista total. […] Ha tenido, además, la fortuna de encontrarse con un entrenador valiente. [Antonio Romero / As]

Vía @Tosepower

Bonus track: ‘Manual de instrucciones para cambiar de opinión’

Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas: , , ,


5 comentarios (a día de hoy) en La rotundidad es mala consejera

  1. Miguelón says:

    Lo bueno (o malo) de opinar en lugar de informar es que siempre puedes cambiar el discutso a tu antojo… Discreta, elegante o burdamente según cada ”periodista”.

     
  2. Arbeloa Clearwater Revival says:

    Es lo que llevan haciendo cinco años con Benzema, ¿no? Pasa de un “está muerto” a ser “Benzeman” en lapsos de semanas, si no días.

     
  3. xXx says:

    Me encanta eso de “un entrenador valiente”. Supongo que valiente por no ceder a las críticas de ciertos periodistas, claro.

    En serio, es genial, es como quien se da un bofetón a sí mismo, pero sutilmente.

     
  4. felix talavera says:

    A Romero, como a todos ellos les da exactamente igual. En cuanto James haga un partido regular, o tenga el más mínimo error, otra vez le caeran palos.
    Estos “peridistas” son así de simples.

     
Back to Top ↑