Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 9 de marzo de 2015

no image

¡Pero qué ingenioso!

Hay jueguecitos de palabras que no tienen ninguna gracia. Crónica de Lucas Haurie en el diario ‘La Razón’, edición Sevilla.

Rubén Castro maltrata al Valladolid

Brilló el presunto maltratador de su ex novia y seguro verdugo del Valladolid en el día de la paradoja vivido ayer en el Benito Villamarín. Con el nombre de «Loli» en la camiseta. Su madre, que no hay más que una y a todas las demás se las encontró en la calle. […] Dentro de seis días hay un duelo de máximo compromiso en Las Palmas. La tierra de doña Loli, madre que parió a Rubén Castro, presunto lo que sea pero segura estrella del ascenso que ya se vislumbra.

Portada vía @alicia_uesk

Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas: ,


7 comentarios (a día de hoy) en ¡Pero qué ingenioso!

  1. Arbeloa Clearwater Revival says:

    Y nos quejamos a veces de los de Marca. Tela fina.

     
  2. SSCOT says:

    Indignante…

     
  3. yomismo says:

    No soy de los que les gusta cogérsela con papel de fumar, pero creo que eso es denunciable.

     
  4. sraly says:

    bochornoso.

     
  5. dragondan says:

    La geografía periodística de lo lamentable es muy amplia y supondría plena dedicación para Louis, pero este señor y adlateres ( aparte de la fosa septica ed. Hispalense que se reseña aquí) perpetran piezas en el portal muchodeporte de Sevilla, (que nos deleita más a menudo de lo que mi acidez estomacal me permite ) que bien podrían salir aquí todas las semanas.

     
  6. Aureliano Buendia says:

    si quedara en el juego de palabras del titulo, uno diria que es un imbecil. pero el parrafo siguiente deja claro que tiene toda la intencion de minimizar el caso, tomando a broma la violencia (de genero), con todas las implicancias que eso tiene; y entonces ya bordea lo delictivo.

     
    • oigres17 says:

      tu lo has dicho: lo bordea. juega al límite y la duda es si con un texto así alguien le podría acusar formalmente por apología de la violencia
      Podemos sospechar lo que está insinuando… pero no llega a decirlo y ahi siempre podrá agarrarse a que es una interpretación erronea del lector
      muy muy retorcido, la verdad

       
Back to Top ↑