Artículos sobre Cristiano-Ronaldo

Ronaldinho es sólido, pero Cristiano Ronaldo no

Cristiano Ronaldo es un gran jugador, pero no está a la altura ni de Ronaldinho, ni de Eto’o ni de Messi. Yo, al menos, no lo cambiaría por ninguno de ellos. Aunque la última palabra la tiene el delantero portugués, cada vez parece más claro que su destino será el Madrid. El Barça no está dispuesto a entrar en este juego de disparates que representa pagar 80 millones de euros por un futbolista. Menos todavía cuando no es imprescindible. Rijkaard, Txiki y Laporta edificaron el Barça campeón a partir de la contratación de Ronaldinho porque el brasileño representaba una base sólida sobre la que construir un equipo capaz de conquistar éxitos. Cristiano Ronaldo no. Sería la guinda perfecta para una plantilla como la blaugrana, pero no el pilar del vestuario. Es un cromo muy atractivo, pero no el mejor para empezar la colección.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Mediático de doble filo

En las últimas semanas, el editor de Sport, Josep Maria Casanovas, estaba encantado con la posibilidad de que el Barça contratara a Cristiano Ronaldo.

[31-I-07] “Todo el mundo está de acuerdo en que el Barça ha de fichar a un crack para el ataque porque en el ataque es donde se cuecen los triunfos y se marcan las diferencias. Cristiano Ronaldo es el objetivo número uno. Es joven, una fuerza de la naturaleza, tiene talento y es mediático. Además, esta temporada ha crecido enormemente en el Manchester, donde lleva trece goles en la Premier League. Es el momento de ficharle, pero como también le quiere el Madrid será el culebrón del verano. Ya lo verán. En este tipo de grandes fichajes siempre hay dos claves. La primera, la voluntad del jugador y éste está del lado del Barça. Cuando se le dice que jugará al lado de Ronaldinho, de su amigo Deco y de Eto’o y Messi, a Cristiano Ronaldo se le iluminan los ojos. Sabe que el Barça es un equipo ganador, a diferencia del Madrid, que es una olla de grillos y no tiene equipo de garantías ni proyecto de futuro. […] El presidente tiene la llave del fichaje y sabe que si es por Cristiano Ronaldo no habrá problemas”.

Pero hoy el propio Casanovas echa el freno a ese entusiasmo. ¿Qué ha pasado? Hace apenas dos meses, valoraba como un aliciente para el fichaje su condición de futbolista “mediático”, justo algo que hoy esgrime para descartarlo. De “Es el momento de ficharle” hemos pasado al “No hay que volverse locos”.

Dinero para fichar hay, pero no para volverse loco y pagar el gusto y las ganas. Lo decimos con referencia a Cristiano Ronaldo, el jugador de moda que antes de tener clara su salida del Manchester ya parece ser el blanco de una subasta. Rijkaard es de la opinión de que el vestuario tiene que ser controlable y que demasiados gallos en un gallinero pueden provocar una pelea peligrosa. En este sentido, casi podríamos decir que el Barça ya tiene el límite de cracks cubierto y que no vendrá otro si no se produce un traspaso, cosa que por ahora no parece entrar en los cálculos de nadie. Además, las cifras que se barajan para sacar al portugués de Inglaterra son estratosféricas y quizá sea mejor que el Madrid se vuelva loco él solito. El Barça, con lo que tiene, más que buscar cracks mediáticos debe pensar en jugadores que den equilibrio y seguridad. Se trata de acertar fichando jugadores que encajen en el estilo de juego barcelonista y no se repitan casos como Maxi o Gudjohnsen.

En una línea similar, Lluis Mascaró titula su columna de hoy: “Hay que fichar buenos titulares, no cracks”. Lo dicho, ¿qué ha pasado?

Fin del culebrón

Pues nada. Ya sabíamos que el objetivo número 1 del Madrid era Cristiano Ronaldo, que el jugador estaba loco por venir, que el fichaje se iba a hacer… Y hoy ya sabemos que se cerrará por 80 millones. Bueno, pues ya lo sabemos todo. Quiero decir, que ya no habrá más portadas, ni más noticias, ni rumores… Cristiano al Madrid por 80 millones. Fin del culebrón, ¿no?