Artículos sobre Iker-Casillas

El periodismo más creíble de la historia

“Estamos en el mejor momento del periodismo deportivo y del periodismo en general”, disparó así, a sangre fría, Josep Pedrerol en una charla ante los estudiantes de la Complutense hace algunas semanas. Tras las inevitables carcajadas que semejante diagnóstico suscitó en Twitter, el director de ‘El chiringuito de Jugones’ justificó su sorprendente optimismo por la existencia, precisamente, de las redes sociales: “La comunicación es más creíble ahora porque permite que tú y yo discutamos en Twitter. […] Gracias a vosotros y a las críticas nos bajamos del pedestal”. Un brindis al sol en toda regla -puro postureo, que se dice ahora- a la vista de lo que contestaba Pedrerol a sus críticos anoche mismo, después de toda la tarde recibiendo palos en la red social: “Que me critiquéis, llega un momento en que me da bastante igual, porque si funcionara por comentarios en Twitter no haría televisión. Algunos tenemos la ventaja de que nos va bien de audiencia”.

Seguir leyendo »

Psicología deportiva

‘Punto pelota’ contó este miércoles entre sus tertulianos con Claudia de la Riva, que analizó varios contenidos del programa desde su campo, la psicología deportiva.

La situación de Iker Casillas (desde el 10:21en el vídeo): “Es algo totalmente psicológico. La pregunta es sencilla: si Iker Casillas se plantea irse, ¿por qué es? Porque no juega. […] Un jugador, cuando no juega… ¿qué quiere? Jugar. Yo creo que él dentro de sí quiere ser reconocido, quiere jugar como antes, quiere jugar partidos, quiere estar bien anímicamente. Se han dicho muchísimas cosas, se ha dicho que él está en buen estado físico, que anímicamente está genial, se le ha visto más extrovertido… pero yo creo que él no está al nivel de como él estaba antes. O sea, él lo sabe además. Él lo que necesita es jugar, generar otra vez esa confianza como el mejor portero del mundo que ha sido… Entonces… la pregunta es sencilla. ¿Quiere jugar, quiere irse? […] Es como si tú eres un ingeniero químico, estás metido en una empresa en la que eres el mejor, tienes un vaivén, una enfermedad o lo que sea y, como has sido reconocido hasta entonces y eres el mejor, no puedes irte de esa empresa porque tal”.

Seguir leyendo »