Artículos sobre Iker-Casillas

Les saca de sus… (chiste fácil)

En el Real Madrid empieza a haber mucho ruido alrededor de Iker Casillas [¿dónde?]. Los celos de los pesos pesados [¿quiénes?] de la plantilla hacia el guardameta merengue le vuelven a señalar [¿cuándo?] y le acusan [¿cómo?] de exceso de protagonismo. Iker, símbolo del madridismo, el jugador más valorado por los técnicos del club y de los mejor pagados de la plantilla, tiene alterado el vestuario [¿ah, sí?].

El portero internacional del Madrid, que durante la era de Florentino Pérez hizo célebre el eslogan de “yo no soy galáctico, soy de Móstoles”, es visto ahora como un divo por algunos jugadores de peso del plantel blanco [¿quiénes?], que no terminan de digerir el carisma del meta y los elogios que suele acaparar tras erigirse en el ‘eterno’ seguro de vida del equipo.

El núcleo duro del vestuario [¿nombres?], sin embargo, empieza a mirar con mala cara a Iker, hasta el punto de haberle dado ya un tirón de orejas [¿cuándo? ¿cómo?]. El motivo principal, que no único, sus sus (sic) aspavientos cada vez que le marcan un gol al Madrid, y que el meta merengue suele aderezar jurando en hebreo.

[…] Casillas se ha convertido en un ‘objetivo estrella’ para las cámaras de televisión por sus habituales rebotes tras ser batido. Y ello fastidia, y mucho, a los pesos pesados blancos[¿a quiénes?]. Consideran [¿quiénes?] que Iker siempre pasa por ser el ‘bueno’ de la película y el que nunca tiene culpa de los goles encajados, mientras que el resto, especialmente los defensas, son los ‘malos’.

[…] Varios clubs de la Premier inglesa estarían dispuestos a pagar un dineral por Iker si las relaciones del meta con los pesos pesados del vestuario [¿con quiénes?] no mejoran

[Eduardo Palacios, qué gran guionista ha perdido el cine, en el diario de calidad]

Hacer (mala) sangre

El impresentable bochorno del pasado miércoles ante Betis ha tenido amplio eco en medios deportivos. […] El Madrid se llevó un fiasco morrocotudo. En tiempo de descuento, golazo del Betis de falta directa… con Dudek haciendo la estatua. Para el Real, el daño ya estaba hecho. Y el bueno de Casillas ya había sufrido una humillación en toda regla. No se encuentra explicación lógica al hecho de que Schuster retirara del césped a un portero que, desde hace muchos años, es con diferencia el mejor jugador del Real Madrid. A Casillas se le ha maltratado de forma deleznable. Y, de paso, Dudek quedó en evidencia al tragarse el gol del bético Caffa, al hacer la estatua. En el palco del Carranza, más de un directivo del Betis hizo un esfuerzo por contener la risa. […] Muy pocos porteros hay en el mundo con la gran calidad de este chico de Móstoles a quien Schuster ha maltrado de la peor de las maneras. Bien está que el técnico alemán pretenda que exista un sano debate sobre quién debe ser titular bajo los palos, pero lo que no es de recibo es tratar a Casillas como si fuera un recién llegado. Lo de Schuster ante el Betis, al margen de una humillación, fue una demostración de falta de confianza en Casillas. Si el nibelungo desea dar oportunidades a Dudek, debe hacerlo sin necesidad de dejar a Casillas a la altura del betún. Ya veremos cómo afecta al, todavía, portero titular del Real Madrid. Tan escabroso ‘affaire’ está dando mucho que hablar entre los aficionados del Real Madrid. Y todos piensan lo mismo: no hay derecho a humillar a un hombre como Casillas, el eterno salvadidas del equipo blanco. Por su dedicación, esfuerzo, disciplina y capacidad de sacrificio, el portero merengue se merece bastante más respeto. […] Por el momento, cero patatero para el nibelungo, a quien le llevuen las críticas por el lamentable episodio que protagonizó el pasado miércoles con Casillas. Al margen de ello, a Schuster también le llueven los palos porque la verdad es que este Real Madrid no sabe a lo que juega, no gana partidos y anda perdido entre la niebla. […] Si no llegan las victorias, el alemán puede durar muy poquito.

Iker se ha chivado, Iker se ha chivado

Casillas cae bien. Eso le permite meterse en charcos que otros esquivan. De ahí que ayer hablara de alcohol en la rueda de prensa. Los futbolistas saben que la famosa historia de que algún jugador llegaba haciendo eses al vestuario y apestando no a perfume precisamente, se ha filtrado desde el propio club. Del mismo modo saben también cuáles son los jugadores que ejercen de confidentes de Fabio Capello y por ende del club. Como saben qué periodistas son los que reciben la filtración de turno para airearla. Aquí, Iker, nos conocemos todos. Y no hay que ser un lince para poner nombres a los chivatos y a los que se benefician de sus soplos. Esto ha salido porque ahora tocaba echar mierda sobre los jugadores.

[J. J. Santos, el pasado sábado, en As]