Artículos sobre Joan-Maria-Batlle

El fútbol es nuestro

Aquel señor de allí, al que todos llaman Pep Guardiola, es el que dice cómo se juega bien a fútbol, es él quien enciende y apaga la luz del teatro de los sueños, es él quien ha dejado grabadas en nuestra mente las mejores imágenes de los últimos 24 meses. Entre los mejores 100 cuartos de hora de los últimos dos años, 80 son del equipo de Guardiola. Y, claro, así es imposible disfrutar con Inglaterra, con Alemania, incluso con Argentina, a quien me gustará ver cuando la ataquen, o con Brasil, cuya estrella es un lateral con aspecto de Tarzán. El fútbol se ha ido de vacaciones hasta que regrese el Barça. [Emilio Pérez de Rozas, ayer, en Sport]

Si algo está poniendo de manifiesto el Mundial, es que las selecciones entrenadas por los técnicos “de toda la vida” juegan un fútbol desfasado. […] Viendo a la Italia de Lippi y a la Inglaterra de Capello, uno no puede por menos que compararlas con el Barça de Guardiola. El fútbol ha vivido un cambio generacional en los métodos de trabajo y la personalidad de los entrenadores. Guardiola es la cara de este cambio en el fútbol español como Laurent Blanc puede serlo en el francés, desde luego, mucho más que su seleccionador, Raymond Domenech. No sé si Capello o Lippi ganarán el Mundial, pero sí sé que si lo ganan no nos vamos a divertir. Esta es la cuestión. [Joan Maria Batlle, hoy, en Sport]

Atraco a mano de santo

¿Quién dijo que hoy en la prensa no se hablaría de ayudas arbitrales? En ‘Sport’ hallamos varias noticias, fotos ampliadas, una encuesta y dos columnas de opinión. En ‘Mundo Deportivo’, cuyos columnistas daban lecciones a sus colegas de As y Marca hace escasamente un mes, titulan “Robar se escribe con M”. Gente que criticaba -con razón- los Villaratos de As y Marca hoy de repente cree en ayudas arbitrales.

Todo ello se resume en una palabra: HIPOCRESÍA. La misma, por supuesto, que muestran quienes habitualmente señalan a los árbitros y hoy callan, como deberían hacer siempre, o incluso lo celebran, como hace Marca en su portada. O se cree en la honestidad de los árbitros o no se cree, no podemos cambiar de idea cada jornada según le vaya a nuestro equipo.

Una vez consumado el atraco a mano armada, sólo queda agarrarse a la lectura futbolística: que el Madrid necesita algo más que juego para sumar de tres en tres. Ante el Sporting se mostró lento, sin ideas y con un Cristiano Ronaldo poco “encarador”, por utilizar este término que nos quieren imponer para convencernos de que no es un provocador. Pero, de momento, de lo único que estamos convencidos es de que los árbitros son más peligrosos que el Madrid. [Joan María Batlle / Sport]

Seguir leyendo »

Uy qué miedo

Ante todo hay que situar el 0-3 de Chapín en su contexto real: el Madrid jugaba ante el colista. Sí, el mismo colista al que el Barça ganó por 0-2 (¡con los suplentes!) pero colista al fin y al cabo. Y en este escenario, el equipo de Pellegrini dio pena durante más de una hora. […] A ese Madrid, la verdad, no le tengo miedo, sea cual sea el resultado del Barça ante el Atlético. [Joan Maria Batlle / Sport]

Uy qué miedo. El Madrid a dos puntos. Partidazo en el patatal de Chapín y goleada cómoda que, durante una hora, no lo parecía. Uy qué miedo, los blancos a tiro de liderato pero, mira por donde, el Barça seguirá siendo líder esta noche. Uy qué miedo, la Liga se anima. Los madridistas, que hoy irán a rezar a la virgen del Manzanares, se fueron a dormir anoche convencidos de que su enemigo les echará una mano. Uy qué miedo, esto se le complica al campeón. Uy qué miedo, puede que el partido del Bernabéu se convierta esta noche en el partido del bisiglo. [Emilio Pérez de Rozas / Sport]

Forma parte de su trabajo

[10-II-10] El ex presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, ha vuelto a salir a la palestra para colgarse la medallita del fichaje de Cristiano Ronaldo. […] Ayer añadió otra perla a la historia. Dice que el Barça también quería a Cristiano y que Ferguson prefería verle en el Camp Nou, cosa que, naturalmente, él evitó con su buena gestión. No se crean nada. Es otra farolada. Cristiano Ronaldo sólo tuvo una oportunidad de vestir de blaugrana, en el 2003 cuando el Manchester le fichó del Sporting de Lisboa. Entonces era una promesa de dieciocho años y Laporta y Rosell, recién llegados al poder barcelonista, prefirieron apostar por alguien más contrastado como Ronaldinho. Una vez en Old Trafford, el Barça no miró nunca hacia Cristiano pues su precio se había disparado y en los últimos años, después de la experiencia Ronaldinho, el sentido común aconsejaba no mezclarle con Messi, Iniesta, Xavi y compañía. Así es que esta medallita no le corresponde a Calderón. [Joan Maria Batlle / Sport]

[11-I-08] A Ronnie sólo le puede sustituir otro supercrack. Cristiano Ronaldo y Cesc son los elegidos. Uno o incluso los dos. Ya se han iniciado los contactos a nivel de representantes y entorno de los jugadores. Los dos, por cierto, han de ayudar y mostrar con firmeza a sus clubs su deseo de marcharse al Camp Nou. Con Cristiano hay una excelente relación con su mánager y de Cesc ya se sabe (también se lo ha dicho al Madrid) que sólo quiere jugar en el Barça. Serán operaciones complicadas y largas, pero incluso hay dotación económica preparada. Hace bien el Barça en ser previsor, aunque a ustedes les seguirán diciendo que no hay nada de nada… forma parte de su trabajo. [Joan Maria Batlle / Sport]