Artículos sobre José-Antonio-Reyes

De burro manchego a corcel blanco

A Roncero sí que no se le puede acusar de escribir siempre el mismo artículo.

[7-VIII-06] Lo lógico es que haya socios del Madrid que al cruzarse con Mijatovic le reclamen qué pasó con la promesa electoral de Robben. Como Pedja es un caballero y no podrá entrar en honduras, me ofrezco gustoso para explicarles el cambio decretado en la dirección deportiva del club. Capello quería saber cómo estaba el extremo holandés, que empezó el Mundial como un caballo andaluz (golazo a Serbia) y lo finalizó como un burro manchego (ante Portugal fracasó). Nadie duda de su talento, capacidad de desborde y verticalidad. Pero Capello también ha tenido información sobre sus frecuentes problemas físicos y sus habituales lesiones, que lo convierten en un jugador intermitente e irregular. Fabio, que manda de verdad, pidió una alternativa válida. Ahí surgió la figura de Reyes, con el que se matan dos pájaros de un tiro. El de Utrera sería el primer fichaje nacional de la era Calderón, petición expresa del pueblo que se cansa, normal, de ver un once lleno de celebridades foráneas que convierten a su equipo en una posible Selección FIFA. Reyes es español, madridista y un jugador de los que gusta en el Bernabéu. El 21 de febrero se comió a Cicinho y no olvido sus chispazos en el finiquitado Highbury, con un remate al larguero que heló la sangre de Casillas. A Reyes sólo le falta aparecer en las páginas de clasificados de los periódicos solicitando un hueco en la plantilla del Madrid. Ese afán por venir aquí resultará determinante. [Tomás Roncero / As]

[24-VIII-07] Manolete, la hora de vuestro cataclismo se acerca. Te he mirado a los ojos esta mañana y no me has aguantado el pulso. Has agachado la cabeza y he visto esa expresión de pánico incontrolado que se os dibuja en la face cada vez que pisáis el Bernabéu. Normal. Con el debut de Robben y el tridente formado por Robinho, Raúl y Van Nistelrooy sabes que a Leo Franco le caerán goles por los cuatro puntos cardinales de su portería. Que compares a Robben con Reyes es de chiste malo del Club de la Comedia. Sólo se parecen en la R de su apellido. Muchacho, que sepas que Reyes es un descarte nuestro por el que habéis pagado más de diez millones de euros, mientras que el holandés es el Beckham de la izquierda y el mejor extremo zurdo del mundo. ¡Pobre Seitaridis! [Tomás Roncero / As]

[Gracias, Alfredo]

El sueño de Reyes es jugar en el…

La posición del Madrid es inflexible. “Ellos ya saben por escrito cuál era nuestra oferta, apoyada en el deseo innegociable del jugador, que sólo quiere venir con nosotros. El Arsenal nos ha ignorado y ahora tendrán que ser ellos los que muevan ficha…”. [Tomás Roncero / As]

Reyes nunca quiso ir al Real Madrid […] Según ha sabido MD, sólo el contrato firmado por el Real Madrid y el Arsenal hace un año para intercambiar las cesiones de Baptista y Reyes truncó el sueño del extremo se hiciera realidad. Reyes se vio obligado a recalar en el Bernabéu contra su voluntad, ya que el Atleti siempre fue su primera opción. [Juan Gato / Mundo Deportivo]

Con el inminente fichaje de José Antonio Reyes, el Atlético paga con la misma moneda al Real Madrid, que el pasado verano le arrebató al delantero sevillano en el último momento y pasando por encima del precontrato que había firmado el jugador con el club rojiblanco. Miguel Angel Gil Marín no arremetió contra Ramón Calderón, tal vez convencido de que tarde o temprano le llegaría la oportunidad de devolverle la jugada. Incluso perdonó gran parte de la cláusula de penalización de 1,2 millones de euros establecida si Reyes incumplía el acuerdo. Y sólo once meses después, el dirigente colchonero ha conseguido vengarse de las malas artes madridistas. […] Ramón Calderón y Pedja Mijatovic quedan como ‘dos tontos muy tontos’ al sumar un nuevo fracaso en su gestión. Y ya van unos cuantos en apenas un año. [J.A.Martínez / Sport]

Un oportunismo que da risa

Hasta el pasado martes, la carrera de Julio Baptista en el Madrid había sido para Sport “otro negocio ruinoso de Florentino Pérez” y “una sombra de lo que fue” en Sevilla. Según este mismo diario, “aceptar la tentadora oferta capitalina” fue “un patinazo”.

Desde el martes, día en que Baptista le marcó cuatro goles al Liverpool, resulta que dejar escapar a Baptista (que, por cierto, está cedido y aún está por ver que el Arsenal se lo quede) es un error garrafal.

Pese a que Baptista ha tardado en ponerse las pilas –su entrenador, Arsene Wenger, le llegó a plantear un ultimátum estas pasadas Navidades–, el brasileño sale claramente como ganador en la comparación entre ambos [Baptista y Reyes]. A Fabio Capello, principal responsable del intercambio ya que no confiaba en el brasileño, le falló su olfato, para enojo de los dirigentes madridistas.

La Libreta | Con nombres y apellidos
La Libreta | Paquete y ruinoso