Artículos sobre Lenguaje_Sport

Proteger al jugador, presionar al árbitro

Actualizo el post con otro artículo de Batlle.

[1-V-2007] “El gol de Messi al Getafe ha abierto la veda para su caza. Ningún rival quiere pasar a la historia como víctima de su talento. Por su estilo de juego noble, siempre con el balón pegado al pie, parece presa fácil de los leñeros. Puede que sea el precio que ha de pagar por su clase, que nadie sea crack hasta que los contrarios no tienen la orden de no dejarle pasar, pero en cualquier caso, si los árbitros no lo evitan, será una víctima más de la cara oscura del fútbol”. [Joan Maria Batlle / Sport]

[18-XI-2008] Después de ver la última entrada a Messi en Huelva, recordar la foto de su muslo con los tacos de la bota de un jugador del Atlético marcados y pensar que el domingo viene el Getafe, precisamente el equipo al que Leo marcó aquel golazo a lo Maradona que Schuster dijo que se podía haber evitado dándole una patada al iniciar la jugada, a uno se le ponen los pelos de punta sólo de imaginar que alguien tenga la tentación de pararle con el juego duro, ya que todavía no se ha inventado otra forma de frenarle. […] Está claro que es presa fácil para que le frenen de malas maneras cuando está lejos de la zona de peligro. […] Y, lamentablemente, sólo hay una forma de protegerle: que los árbitros apliquen el reglamento con su máximo rigor. Tarjetas rápidas y del color que corresponda. Messi, en tanto que es un ejemplar único, es una especie a proteger. Su problema es que está en manos de los árbitros… [Joan Maria Batlle / Sport]

[11-IX-2010] “Ya empezamos con las presiones a los árbitros. Cristiano Ronaldo cayó lesionado en Mallorca y el madridismo no tardó ni un segundo en hacérnoslo pasar como la gran víctima de la Liga. Por supuesto que hay que proteger a los jugadores, pero a todos, ¡eh!, y que los árbitros han de aplicar el reglamento contra el juego duro, pero con todos los futbolistas, ¡eh! Y me alegro que CR7 se haya recuperado y juegue contra Osasuna. Pero no me gusta que las primeras palabras de Mourinho sean para presionar al árbitro: “Me temo que le peguen una hostia a Cristiano”. Así, con estas palabras, presionando a toda hostia”. [Joan Maria Batlle / Sport]

"Descojonándose vivos"

Si no lo dijo Murphy, lo digo yo: no importa lo bajo que uno haya caído, siempre es posible hacerlo un poco más.

Comedia u obra teatral. Así define el diccionario español farsa. En su definición también figuran engaño y ficción. Explicación más certera, imposible. La política de fichajes de Calderón se ha convertido en una pantomima que está provocando hilaridad en el mundo del fútbol e indignación dentro de la masa social madridista. El prestigio del club se encuentra en época de recesión. La crisis es evidente. Y tiene un máximo responsable, su máximo gestor.

Los enemigos del Madrid se están frotando las manos y descojonándose vivos del tremendo ridículo que el club ha escenificado con los fallidos fichajes, primero de Cristiano Ronaldo (el plan A) y en los últimos días de Villa y Cazorla (el plan B). […] Calderón no solo se quedó sin la perla de Old Trafford [Cristiano Ronaldo] sino que su nefasto proceder provocó la reacción de Robinho declarándose en rebeldía y exigiendo su traspaso al Chelsea, en cuya nómina podría entrar formar parte, aunque el Madrid está intentando retenerle desesperadamente. Tiene difícil solución. El brasileño es una bomba de relojería que no tardará en explotar.

[Santi del Moral, tocando fondo, en Sport]

Subliminalmente hablando

En nombre de la afición barcelonista que esta temporada ha dado más de lo que ha recibido, pedimos, exigimos un plus al equipo esta noche en Zaragoza. Ha llegado el momento en que no conduce a nada especular, hace falta una victoria convincente, demostrativa, que ponga a la luz la auténtica ambición del Barça. Estamos decepcionados de la imagen que han dado en campo contrario, de jugar con el freno de mano puesto, de practicar la ley del mínimo esfuerzo, de sufrir más de la cuenta. Si es verdad que este equipo quiere volver a ser campeón, hace falta otra actitud, otro entusiasmo, otro afán de lucha. Nadie dice que no corran ni que no suden la camiseta, pero no es suficiente, falta el plus de motivación que muchas veces se olvida en el vestuario. Es una cuestión de orgullo, de carácter, de huevos si nos apuran. A veces echamos en falta a un entrenador más exigente, más crítico, más psicólogo. No puede ser que salgan relajados al campo y les cueste media hora ponerse las pilas. En una palabra, creemos que este equipo puede dar más de lo que rinde.

Tenemos la sensación de que algunos jugadores afrontan los partidos con la misma rutina que el oficinista de un banco comienza su jornada laboral. Y no es lo mismo, de ninguna manera. En este negocio del fútbol que mueve tantos millones, la pasión y los sentimientos juegan un papel importante. Si alguien se cree que el partido de esta noche en Zaragoza es uno más, comete un gran error. Según lo que haga el Madrid, se juegan media Liga. Y no tenemos del todo claro que este mensaje subliminal llegue a todos los jugadores. Los de la cantera quizás son mas conscientes de que están jugando con fuego, algunos extranjeros que no saben ni si estarán en el mismo club el año que viene pasan un poco. Cuando los ves llegar a una concentración con bolsa de Louis Vuitton, gafas de sol aunque sea de noche, Ipod y enganchados al móvil, parecen mas cantantes de moda que deportistas. Jugar en el Barça no es cualquier cosa y defender sus colores significa también defender sus sentimientos. Hay seguidores que llevados por su pasión barcelonista sacrifican muchas cosas para seguir a su equipo, y lo que no puede ser es que luego en el campo los suyos les paguen con moneda falsa.

[Josep Maria Casanovas, demagogia a granel, en Sport]

Capellistas de nuevo cuño

¡Por favor! hagan caso de Eto’o, ahora no es momento de ‘jogo bonito’ ni mariconadas, es cuestión de ganar como sea y afrontar los partidos como si fueran finales. Samuel, que es muy bruto pero es noble, ya dijo la pasada temporada unas cuantas verdades que se quisieron tirar a la papelera. Ahora insiste en que hay que correr, trabajar y tener fe. Que ya no sirve jugar como antes para ganar, que esto ha cambiado. No estaría de más que Rijkaard comulgara también con esta filosofía, la del esfuerzo y trabajo, que a la larga es la única que garantiza éxitos. [Josep Maria Casanovas / Sport]

En estos momentos no hay debate que valga sobre el estilo de juego del Barça. Todos los culés estamos de acuerdo en la filosofía futbolística que impera en este proyecto deportivo, heredado estilísticamente del Dream Team de Cruyff. Pero en las actuales circunstancias hay que aparcar el espectáculo y ser, por encima de cualquier cosa, resultadistas. Con el Madrid a siete puntos, el único mensaje que vale para enfrentarse mañana al Mallorca es el de ganar cómo (sic) sea. Da igual si se juega bien, regular o mal. Sólo importa lograr la victoria para evitar que la Liga se complique aún más de lo que ya lo está. En esto, me uno al discurso pragmático que lanzó ayer Eto’o ante los medios de comunicación: “Ganar, ganar y ganar”. Más claro, el agua. La única consigna que debe darle Rijkaard a sus jugadores es que salgan a buscar el triunfo desde el primer minuto. No valen las especulaciones ni el miedo a encajar un gol. Si el Barça salta al Ono Estadi con la misma convicción que lo hizo en Montjuïc o en Mestalla, no me cabe ninguna duda de que los tres puntos están asegurados. Para ello, todos los futbolistas deben demostrar la misma mentalidad que Eto’o evidenció ayer con sus palabras. Supongo que sin Ronaldinho en el campo, la velocidad y la verticalidad no faltarán. Y ese es el primer paso para ser más ofensivos que nunca. [Lluis Mascaró / Sport]