Artículos sobre Oda-a-Jan

No acuséis a Jan

La lesión crónica que sufre Henry en la columna vertebral se ha convertido en un nuevo objeto de debate entre el barcelonismo. Ya hay quien acusa a la junta directiva de Laporta de haber fichado a un futbolista incapacitado y de haber escondido su enfermedad. No es verdad. Resulta que, en un estado de Derecho, la información médica es confidencial. Tanto la de un personaje público como la de un anónimo. Y sólo puede darse a conocer con el consentimiento del afectado. Cuando el delantero francés pasó el reconocimiento físico previo a su incorporación al Barça ya se le detectó esta dolencia. Una dolencia que llevaba muchos años arrastrando –aseguran que es congénita– y que, sin embargo, no le había impedido rendir al máximo nivel ni en el Arsenal ni en la selección francesa. Por eso los doctores del club dieron el visto bueno a su fichaje… y Henry prefirió seguir manteniendo su lesión en la más estricta intimidad.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

El apasionado compromiso de Jan

Fiel a su catalanismo militante, el presidente Laporta estuvo en la manifestación convocada por la Plataforma pel Dret a Decidir. E hizo suyo el slogan de la marcha en la que participaron más de 700.000 personas: “Sóm una nació i diem prou”. El compromiso de Laporta con la sociedad catalana va más allá de las palabras grandilocuentes que muchos se llevan a la boca. El actúa y lo hace con la pasión de quien defiende siempre a su país. Muchos pensarán que este no es el cometido del presidente del Barça. Pero a él le da igual. Ayer era un ‘català emprenyat’ más.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Jan habla con sentido común

Parece que los únicos que no se han dado por enterados de cuál es la frase de moda [¿Por qué no te callas?] son los componentes del entorno del Barça. Aquí no se calla nadie. Llevamos siete días hablando sin parar de la crisis de juego y resultados del equipo de Rijkaard, pero diciendo sólo obviedades. Nadie ha aportado todavía una solución al problema. Begiristain y Laporta han apuntado directamente al técnico y a los delanteros como máximos responsables de la situación de desasosiego futbolístico que se está viviendo. Especialmente tras la última derrota en Getafe. El paréntesis competitivo provocado por las selecciones ha obligado al secretario técnico y al presidente a articular discursos de excusas para que los socios y los aficionados no se cabreen más. Y sus argumentos están llenos de sentido común. Además, no les queda otro remedio que contemporizar porque sólo llevamos doce jornadas de Liga. Sin embargo, los francotiradores de siempre siguen eligiendo como objetivo a Laporta. Para ellos, el presidente es culpable de todos los presuntos males del club. Ya no se acuerdan –ni les interesa hacerlo– que ganó las elecciones con el mayor número de votos de la historia y que en sólo cuatro años le ha dado vida a un Barça que estaba moribundo económica, social, institucional y deportivamente. Con la ayuda de Txiki. Y también con la de Rijkaard y la todos los jugadores que hasta ahora se habían comprometido con el proyecto. Por eso, a todos aquellos que sólo critican por criticar les diría lo mismo que el Rey a Chávez: ¿Por qué no te callas?. Al menos, hasta final de temporada…

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Que te pisan el terreno, Mascaró

Han pasado tres años y Joan Laporta continúa viviendo a un ritmo vertiginoso, sometido a un desgaste físico tremendo por querer llevar sus obligaciones como presidente hasta sus últimas consecuencias. Sí, sí, ya sé que está en el cargo porque él ha querido, que nadie le ha obligado. Y también que es una responsabilidad no remunerada y sometida a todo tipo de presiones. Cuando Joan Laporta dijo que le dedicaría al Barça los mejores años de su vida, incluso robándole horas a su familia y a su despacho profesional, lo decía en serio. Más allá de si cae mejor o peor, de si acierta o de si mete la pata, de si es un buen presidente o no, de si actúa guiado por el ego o por la responsabilidad, a Laporta nadie podrá negarle la pasión y la capacidad de trabajo que pone en su tarea de presidir el FC Barcelona con el mayor rigor posible. […] Hay que tener mucha fuerza de voluntad y capacidad física para darse estas palizas. Sus enemigos dirán que lo hace para beneficio propio. Yo digo que podría vivir mucho mejor y no lo hace…

[Toni Frieros, volvemos a las andadas, en Sport]

Jan es un abanderado de la solidaridad

La mayoría de socios y aficionados no valoran el papel de la Fundació del Barça. Posiblemente por desconocimiento. Muchos ni siquiera saben qué hace ni para qué sirve. Se trata, sin duda, de un problema de comunicación. Ayer, el presidente Laporta viajó a Senegal para inaugurar el primer proyecto XICS (Xarxa Internacional de Centres Solidaris) en la localidad de Richard Toll, en el norte del país africano. Un proyecto que va más allá del fútbol y que convierte al club blaugrana en pionero de la ayuda humanitaria a nivel mundial. Ofrecer oportunidades a los niños más desfavorecidos del planeta y garantizarles derechos básicos como la educación y la salud vale más que cualquier victoria futbolística. […] Cuando los culés nos sentimos orgullosos de ser ‘més que un club’ es, precisamente, porque el Barça representa valores que ningún otro equipo puede proyectar. Por eso no se entiende cómo todavía existe gente del entorno que critica el acuerdo global con UNICEF, que sitúa a la entidad blaugrana como abanderada de la solidaridad internacional. Hay actuaciones que no deben justificarse por los ingresos que reportan y la colaboración con UNICEF es una de ellas. No vale recurrir a la demagogia de los millones de euros que el Barça ha dejado escapar por no llevar un sponsor ‘tradicional’ en su camiseta. Los mismos que censuraron en su día la posibilidad de publicitar una casa de apuestas porque iba en contra de los principios del club se quejan ahora de que UNICEF no pague. Evidentemente no lo hace con dinero, pero su aportación en imagen es incalculable.

[Lluís Mascaró, la voz de su amo, en Sport]