Artículos sobre Oda-a-Jan

Prisionero Mascaró

Calderón ha pagado por Pepe (30 millones) y por Sneijder (27) más de lo que Laporta ha tenido que desembolsar por un auténtico número uno mundial como Henry (24). Si no llega a ser por el pecado de autocomplacencia cometido por el Barça la pasada temporada, Calderón ya habría salido en globo del Bernabéu. Pero se encontró con una Liga regalada después de cuatro años de sequía y eso le ha dado un poquito más de crédito. Aunque no el suficiente como para no oír los primeros gritos de protesta. Y es que todos acabamos siendo prisioneros de nuestras propias palabras.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Jan sí cuida de las secciones

Uno de los ataques más recurrentes que recibe Laporta es su supuesta desidia por las secciones. De hecho, el Palau se ha convertido, en estos últimos tiempos, en territorio hostil para el presidente. Los aficionados del basket, el balonmano y el hockey patines le recriminan su falta de interés por estas disciplinas y sus reiteradas ausencias en partidos determinantes. Más allá de los gustos deportivos de Laporta –todos sabemos que es muy futbolero–, la verdad es que la inversión económica realizada en las secciones bajo su mandato ha sido muy importante. Por ejemplo, el baloncesto ha tenido esta temporada un presupuesto de 23 millones de euros, el más alto de la historia. Otra cosa es el rendimiento que se le haya sacado a este dinero. Ahora que se ha conocido que el Barça le ha dado vía libre a Navarro para que negocie su futuro en la NBA, se han recrudecido los ataques contra Laporta. […] Me parece demagógico que aquellos que ni siquiera ven los partidos por televisión aprovechen esta nueva polémica para proseguir con su particular acoso y derribo al actual presidente blaugrana. […] El debate sobre las secciones debe ser mucho más profundo y menos oportunista.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Seguro que Jan ha acertado

Los que consideraban que pagar 24 millones de euros por Henry era un despilfarro, ¿qué dirán ahora de los 21 que ha costado Forlán? El Barça y el Atlético de Madrid han hecho una clara apuesta por el gol fichando a dos de los mejores delanteros del mundo –sin contar a Eto’o y Drogba– y han tenido que asumir la inversión correspondiente. […] Y tanto el club blaugrana como el rojiblanco así lo han entendido, adelantándose a otros grandes […]. El Milan, el Manchester United, el Liverpool o el Real Madrid han perdido la oportunidad de contratar a Henry y/o Forlán y ahora tendrán que gastarse lo que no está escrito para encontrar un goleador. […] Forlán es un excelente ‘killer’ que fracasó en la Premier pero que se ha revalorizado en el Villarreal. Sin embargo, ni vende camisetas ni gana títulos él solito como Henry. Aunque dicen que Txiki prefería futbolísticamente más al uruguayo, la capacidad de convicción de Laporta ha sido decisiva para decantarse por el glamour del francés. Seguro que se ha acertado.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Valoremos los logros de Jan

El debate entre el barcelonismo es constante. Y plural. Cada culé tiene su propio modelo de club. Pero es la junta directiva la que tiene el deber y la obligación de sacar adelante su proyecto, con el que ganó las elecciones. Ahora que se acaban de cumplir cuatro años de la toma de posesión de Laporta como presidente, cada uno debe pasar su propio balance. La gestión no puede valorarse sólo en función de los resultados deportivos –que han sido, además, excelentes con dos Ligas y una Champions– sino que deben tenerse en cuenta todos los parámetros: los económicos, los sociales y los institucionales. En este sentido, la entidad ha sufrido una transformación tan grande que se ha convertido en un referente universal. Los títulos, la magia de Ronaldinho, los goles de Eto’o, las virguerías de Messi… cuentan y mucho. Pero la imagen que se transmite va más allá del espectáculo futbolístico. Es la singularidad de un club que ha conseguido vertebrar alrededor de un mensaje solidario los mejores valores del deporte. El acuerdo con UNICEF ha sido uno de los mayores logros de esta junta. Y uno de sus grandes activos de futuro.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Su sumisión no conoce límites

Si una cosa ha aprendido la directiva de Laporta durante esta temporada decepcionante ha sido que en el mundo del fútbol no se puede ir de buena fe. Este negocio montado alrededor de los futbolistas tiene tantos personajes con intereses turbios que cualquier precaución es poca. El Barça no está dispuesto a que le tomen más el pelo. Ni en casa ni fuera. Por eso se ha acabado la autogestión mal entendida en el vestuario y por eso también se ha acabado pagar por un fichaje más de lo que realmente vale. El club blaugrana no entrará en la guerra de las subastas por ningún jugador. Realizará la oferta que considere oportuna y justa. Negociará lo que haga falta. Pero no caerá en la tentación del camino fácil. El precio de mercado lo pone ahora el Barça. Y si no hay acuerdo, sí hay alternativas. Las incorporaciones de Henry, Touré y Abidal –que se cerrará en las próximas horas– han sido un ejemplo claro de esta nueva actitud. Se ha invertido el dinero necesario, pero ni un euro más porque siempre se ha contado con la complicidad de los jugadores. Todos han forzado, de una manera u otra, su salida de sus anteriores clubs. Esta ha sido la primera condición que se les ha impuesto para venir al Camp Nou: que de verdad deseen vestir de blaugrana. El compromiso de los futbolistas ha allanado el camino de Txiki y Ferran Soriano. […] Aquello de “¡Chusín, el precio lo pongo yo!” se ha acabado para siempre en este club.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]