Artículos sobre Pedro Jaro

Posiblemente, el mejor ‘Punto Pelota’ de la historia

Este jueves hemos asistido, posiblemente, al mejor ‘Punto Pelota’ de la historia. Con decir que Víctor Lozano ha pasado desapercibido queda casi todo explicado.

De entrada, Pedro Pablo San Martín ha puesto el listón muy alto al proclamar que Ibrahimovic no es más que “un fracasado que ni siquiera va a jugar el Mundial”. Luego, José Damián González ha detallado la exclusiva que hoy firma en La Gaceta: “Silva será el primer fichaje de la segunda ‘Revolución Florentino'”. Ninguno de los contertulios parecía dar un duro por la noticia, en especial Siro López, con el que Damián se ha encarado seriamente: “¡Vas de listillo y me estás irritando!”.

Llegado este punto, entra en acción el ‘Loco’ Gatti. De aperitivo nos suelta que “el Madrid debe fichar a dos jugadores: Roberto Carlos y Cicinho”, pero deja lo mejor para después: “El fútbol es de los hombres. Las mujeres no saben de esto. ¿Qué va a saber una mujer de fútbol?”. Ni siquiera Irene, la chica que lee los SMS de los espectadores, le ha achantado: “Sí, es verdad que hay ligas femeninas… pero también las hay de curas”, sentencia Gatti.

Pedro Jaro, ex jugador del Real Madrid, asistía al espectáculo clavadito en su butaca, bien callado. Cuando el presentador le da paso, él augura que van a llegar muchos mensajes de espectadores indignados. Esto indigna a Pedrerol, que se mosquea por algo que el pobre Jaro no ha dicho y le suelta un hachazo tan sorprendente como innecesario: “Aquí no hacemos las cosas para provocar que lleguen SMS”, dicho en tono muy agrio. Se pasa tantos pueblos que, minutos después, le tiene que perdón.

Todo esto, en hora y media de televisión. Dentro de una semana, cuando ‘Punto Pelota’ nos ofrezca un maratón de 23 horas previo al Barça-Madrid, a saber qué puede pasar. Porque, en efecto, Intereconomía TV ha previsto un programa de veintitrés horas (lo escribo ahora con letra y que nadie crea que es una errata) para entrar en el Guinness como la tertulia más larga jamás emitida sobre un mismo partido. “Todo reto merece un respeto”, le dijo Butragueño hace sólo unos días a Pedrerol cuando se enteró del reto. Un respeto merece, sin duda. La pregunta es: ¿era necesario?