Artículos sobre Pep Guardiola

Pelagatos de conciencia sucia

Cuando uno ha nacido Caperucita roja nunca podrá ser el lobo feroz. Con esfuerzo y las dosis adecuadas de indignación, podrá llegar a ser una Caperucita chillona y con la vena del cuello como la Patiño. […] Sandrusco [Rosell] es un buen vicepresidente pero es un mal actor. En su intento por ejercer de indignao, recuerda mucho a Zapatero cuando dice que estamos saliendo de la crisis: no hay quien le crea. Rosell es un flojo, un mindundi, un chisgarabís, un pelagatos, un pocacosa. Ser el poli malo sencillamente no le pega.

[…] Rosell es obediente con el president Guardiola, por eso salió a decir lo que le habían dicho que dijera. En el sainete culé, Pep es José Luis Moreno y Sandro, Monchito. Si hubiera una foto de la rueda de prensa tomada desde atrás, se vería el brazo incorrupto del hijo preferido de Sampedor manejando la tramoya. Lo peor es que es un hámster que se ha metido en una pelea entre un tigre y un león.

Su mensaje es impostado y tibio. La amenaza contra el Madrid es de patio de colegio: “Si seguís así, no os ajunto”. Canta su indignación con falsete, como un tema de los Bee-Gees, y su defensa de los valores del Barça es tan sólida como la zaga del Atleti. Proclama su inocencia sin convicción, como quien se siente culpable. Si a mí me llaman ladrón y no he robado, cojo el micro y le pongo a quien sea mirando para Setúbal por muy Mourinho que se llame. Pero puede que no sea tan fácil tener un mensaje claro cuando se tiene la conciencia sucia.

[Miguel Serrano en ‘Marca’]

La portada del “quizá sí”

Un árbitro alemán, y no uno portugués, dirigirá el Madrid-Barça de Champions. Eso, según el diario ‘As’, se debe a la alargada mano de Guardiola y a su rueda de prensa del pasado sábado. Conviene insistir en que el colegiado portugués nunca llegó a estar designado. Se trataba solo de un rumor, como el mismo director del diario, Alfredo Relaño, reconoce en su columna: “Quizá nunca hubo la intención de darle este partido a Proença, quién sabe. Quizá sí, y alguien cayó en la cuenta de que no era apropiado”.

A partir de ese “quizá sí”, Relaño monta su película. Del autor de Villarato y Platinato, hoy presentamos:

Seguir leyendo »

El del manojo de nervios

Decíamos el pasado domingo que, para pretender que los lectores se traguen que el 0-3 del Madrid en San Mamés le cayó a Mourinho como un bofetón, es requisito imprescindible tomarles por tontos. La portada de hoy de ‘Marca’ nos remite al mismo caso, aunque juega con un elemento más: la desinformación del lector tipo del diario, que posiblemente no vio ayer en directo la rueda de prensa que Guardiola ofreció en Donetsk. Una conferencia caótica en la que se llegó a pedir a los periodistas concreción para no engordar el enredo. Guardiola se hizo un lío y tuvo un lapsus, como puede apreciarse en el vídeo. Algo anecdótico que ‘Marca’ pretende llevar al terreno de las ofensas además de vendernos como la prueba inequívoca de que Guardiola está hecho un manojo de nervios en vísperas del cuádruple enfrentamiento con el Real Madrid.

Seguir leyendo »

Ayatolá Pep

Si a Guardiola le diera un día por orinar encima [de los periodistas de Barcelona] -colonia, por supuesto-, habría bofetadas por ver a quién le salpicaba más. En Cataluña rige el artículo 20 de la Constitución pero la inmensa mayoría de los periodistas no quieren ser libres, prefieren ser militantes. Lucen con orgullo los grilletes que les hacen esclavos del régimen culé. “Y a mucha honra”, dicen. Son mártires dispuestos a inmolarse retóricamente en nombre del Ayatolá Pep, a quien Alá guarde muchos años. [Miguel Serrano / Marca]

¿Se dejaría salpicar el señor Serrano, por ejemplo, por Florentino Pérez?