Artículos sobre Platinato

El sorteo soñado por el Barça… y por Florentino

El diario ‘Sport’ publicaba este viernes que los jugadores del Barça tenían una preferencia para el sorteo de semifinales: que les tocara el Bayern de Múnich. Y así ha sido. Esto, que debería ser motivo de regocijo según dicha información (‘Mundo Deportivo’ contaba que la plantilla prefería a la Juventus), ha sido recibido con sorprendente desagrado por su redactor jefe de Internet, Josep Capdevila. “Conclusión del sorteo: Florentino manda mucho y Bartomeu manda muy poco”, lamenta el buen hombre en su cuenta de Twitter.

Seguir leyendo »

El ‘amaño’ del sorteo de Champions

Hace unos días reseñábamos en este blog la pataleta de Francesc Aguilar, que con una ligereza impropia de todo un subdirector de ‘Mundo Deportivo’ trataba de hacer ver que el sorteo de octavos de final de la Champions League no era más que un apaño entre el Real Madrid y la UEFA. Tras mi crítica, un lector me invitó en Twitter a “aprender estadística” para comprender que lo que había salido del bombo sólo podía ser un fraude colosal, como bien denunciaba Aguilar. Para subrayar mi ingenuidad, hasta sacó a colación a Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón, famoso por resultar “agraciado” cada año en la lotería de Navidad. Para completar la semana, este viernes el escritor-ultra Luis Racionero ahondaba en las sospechas en el mismo periódico, aportando un argumento pseudomatemático sacado de la manga: según él, sólo había “una probabilidad contra 264” de que al Real Madrid le tocara el Schalke por segundo año seguido. Racionero, como el mencionado lector, apelaba a sus conocimientos de estadística, materia que dice haber aprendido “para cursar las carreras de ingeniero y economista”, que por lo visto completó.

Aunque Aguilar y Racionero escriben columnas de opinión, ambos sustentan sus ideas en presunta información. Aguilar, en la supuesta habilidad de Emilio Butragueño para engatusar a Platini y cía; Racionero, en un dato cuya falsedad se puede comprobar fácilmente. Veamos:

Seguir leyendo »

Excusas

De un tiempo a esta parte, parece que tras los partidos con jugadas polémicas solo cabe un análisis: el arbitral. Todo se explica a partir de las decisiones del árbitro, nunca a partir del planteamiento de los entrenadores ni, mucho menos, el desempeño de los futbolistas. Si hay un penalti de más o de menos, algún expulsado o un gol anulado, la única lectura es esa. Y por supuesto, no se trata de errores arbitrales, sino de aciertos, porque todo responde a un plan superior. Ya no se trata sólo de achacarlo todo a la torpeza del colegiado, sino de crear un enemigo poderoso que nos siembra el camino de obstáculos.

La portada del “quizá sí”

Un árbitro alemán, y no uno portugués, dirigirá el Madrid-Barça de Champions. Eso, según el diario ‘As’, se debe a la alargada mano de Guardiola y a su rueda de prensa del pasado sábado. Conviene insistir en que el colegiado portugués nunca llegó a estar designado. Se trataba solo de un rumor, como el mismo director del diario, Alfredo Relaño, reconoce en su columna: “Quizá nunca hubo la intención de darle este partido a Proença, quién sabe. Quizá sí, y alguien cayó en la cuenta de que no era apropiado”.

A partir de ese “quizá sí”, Relaño monta su película. Del autor de Villarato y Platinato, hoy presentamos:

Seguir leyendo »

Platinato al aparato

Como ayer se habló mucho de tarjetas, se me ocurrió mirar cuántas llevaba cada equipo de los clasificados para cuartos antes de empezar la jornada de vuelta. El resultado es este: Schalke, 23 amarillas y dos rojas; Real Madrid, 22 y 2; Shakhtar, 22 y 0; Inter, 16 y 1; Tottenham, 15 y 3; Chelsea, 12 y 0; Barça, 9 y 0; Manchester, 6 y 0. A veces pienso que Mourinho tiene razones para quejarse. Siempre he notado que la facilidad con que los árbitros enseñan tarjetas es inversamente proporcional al respeto que les inspiran los equipos. Es evidente que el Madrid está, en ese sentido, en el grupo de la pelagra. […] La pregunta es por qué al Madrid le pasa esto, por qué aparece en el grupo de los más tarjeteados junto a esos clubes sin pedigrí. ¿Pega tanto el Madrid, se alborotan tanto sus partidos? Puede ser. Pero esos alegatos que de cuando en cuando hace Platini contra los grandes traspasos (criticó explícitamente la inversión en Cristiano) señalan a los árbitros dónde está el bien y dónde está el mal. No se trata de conspiración, sólo de sutil inducción. Los árbitros quieren prosperar en lo suyo, como todo el mundo, y para eso el camino más fácil es hacer las cosas como les gusta a los que mandan. [Alfredo Relaño / As]