Artículos sobre prepotencia

Sobrados

Sobre una foto de los jugadores del Real Madrid, alegres en plena celebración de un gol, Sport aprovecha para colocar el siguiente titular:

Cuando todos pensábamos que el diario iba a ofrecernos declaraciones arrogantes de los futbolistas blancos (Cristiano Ronaldo: “La Décima está en el bote”; Benzema: “Qué ganas tengo de irme a algún bar de solteros a celebrar ya el título”), resulta que no son los jugadores los que “van de sobrados”, sino algunos periodistas de As y Marca, así como quienes redactan la página web del Madrid por ensalzar la victoria blanca en Zurich. Ya se sabe que Roncero representa al Madrid tanto como Raúl. O eso les gustaría a algunos.

La noticia que acompaña a la foto sí que es un ejemplo de ir de sobrado. Ni siquiera es una mezcla de información y opinión. En todo caso, una mezcla de bilis y de lloriqueos indisimulados.

Y dice que el chulo es Kaká

No acaban de llegar a la ‘Casa Blanca’ y ya se creen los reyes del mambo. Ustedes mismos. Kaká, el nuevo galáctico del Real Madrid, se ha pasado mil pueblos con sus recientes declaraciones en el diario ‘Marca’: “Vamos a por el triplete y sueño con levantar la décima al cielo de Madrid”. No me negarán que son palabras mayores, que sólo un inconsciente las puede lanzar a los cuatro vientos porque cuando intervenga el balón y haya en juego los tres puntos será otra cosa, por lo que al final, no le quedará otro remedio que morderse la lengua. Convendría recordar al jugador brasileño que el Barça, es el campeón de la Liga española, el rey de Europa, la envidia de todo el mundo y, por tanto es el equipo a batir. Convendría recordarle también que el Barça de Guardiola es ahora mismo el único equipo que puede superar la hazaña lograda la pasada temporada con la triple corona, pues que un servidor sepa, el once de Pellegrini no disputará esta temporada ni la Supercopa de Europa, ni la Supercopa de España ni el Mundialito de Clubs. También convendría recordarle que los Messi, Henry, Villa (posiblemente), Iniesta, Xavi, Márquez, Puyol, Yaya Toure, Alves y el resto del once titular no jugarán cojos ni, por supuesto, se les ha acabado la gasolina ni el hambre de títulos. El tiempo dará o quitará razones. Dicen que soñar no cuesta dinero.

[José Luis Carazo, inciclopédico, en Sport]

Así de generosos son los culés

Todo se transformó cuando Higuain abrió el marcador. “Les caen cinco, ¡cinco!, los han provocado”, fue la expresión del banquillo culé. Y les cayeron más de cinco. Le cayeron seis. Y pudieron ser doce. Los barcelonistas cumplieron como buenos samaritanos. Enseñaron al que no sabe, dieron de comer al hambriento, de beber al sediento, vistieron al desnudo, asistieron al preso (al preso de Juande, de Boluda ‘el del chorreo’), visitaron a un enfermo, dieron posada al caminante y hasta sepultaron a un muerto. Así de generosos son los culés. Y todo, todo, comportándose como señores, no como Pepe o Marcelo, no, como señores.

[Emilio Pérez de Rozas en Sport]

Que se note que vamos sobrados

El Barça no ganará la Liga en el Bernabéu. Eso ya había quedado claro el sábado en Mestalla. Lo que también quedó claro es que el llamado cada año ‘partido del siglo’ no va a decidir nada. Y eso es lo mejor que nos podía pasar.

Ganar la Liga en el estadio del eterno rival es un sueño casi pornográfico para los culés pero se podía haber convertido en un arma de doble filo. La euforia inevitable hubiera desviado la atención hacia otro de los grandes retos: la Champions.

Analizado con frialdad, el Barça se encuentra en el mejor escenario posible. Tras el partido de mañana ante el Chelsea, Pep Guardiola puede dedicarse a preparar a conciencia el encuentro de vuelta en Londres. Si quiere, puede reservar a alguno de los jugadores más importantes del equipo. Pese al meritorio recorte del Madrid, el esperado choque del 2-M será un puro trámite. En el peor de los casos el Barça saldrá del Bernabéu con un punto de ventaja, una renta que estoy seguro será suficiente para afrontar las últimas jornadas. ¡Qué importante fue el gol de Henry tras la victoria del Madrid ayer en Sevilla!

El sábado que viene, los azulgrana podrían salir de Barcelona a las 12 del mediodía para regalarse una buena comilona en uno de los espléndidos restaurantes de la capital. Ya por la tarde, los jugadores podrían darse un garbeo por los museos y por el bello Parque del Retiro. A eso de las 7 podrían llegar al Bernabéu para jugar la pachanga. Hay que salir a ganar, por supuesto, pero sin arriesgar en exceso. Lo más importante es que jugadores clave como Xavi, Iniesta, Messi o Eto’o lleguen enteros al partido clave en Stamford Brigde. Dentro de una semana, nosotros a Londres y el Madrid casi de vacaciones. El fútbol, a veces, es justo

[Pitu Abril en Mundo Deportivo]