Artículos sobre Punto Pelota

Eduardo Inda echa cuentas: Neymar costó 170 millones

Eduardo Inda en Punto PelotaEduardo Inda debutó a lo grande como tertuliano de ‘Punto pelota’, y además ofreciendo información. El ex director de ‘Marca’ se estrenó desgranando las verdaderas cuentas del traspaso de Neymar, que cifró en “160 o 170 millones”, nada menos.

.
Eduardo Inda y el precio de Neymar

Lo mejor no es la astronómica suma, que deja en pañales el fichaje de Ibrahimovic inflado por el propio Inda hace ahora cuatro años. Enseguida la pizarra del plató se queda pequeña para ayudarle a desglosarnos las comisiones, impuestos y pagos diversos de un fichaje que, prácticamente, duplica la oferta del Real Madrid por Gareth Bale.

¿Cuánto cobrará Bale en el Real Madrid?

Si ya era difícil enterarse de cuánto iba a costar Gareth Bale, ahora el reto consiste en saber cuánto va a cobrar.

‘Punto pelota’

“Son seis años de contrato para Bale y cinco millones netos (anuales). Dos jugadores están por encima de los demás, Cristiano Ronaldo y Kaká, con unos 9,5 millones netos; luego en un segundo escalón están los capitanes, Iker Casillas y Sergio Ramos, con 6 y algo”

Seguir leyendo »

‘Tiki taka’ ya lo habíamos visto

“Os traemos el debate más riguroso y divertido”, anunció Enrique Marqués, presentador de ‘Tiki taka’, un programa en el que los tertulianos aparecen en la cabecera al estilo de los monologuistas de ‘El club de la comedia’ y, en algunos casos, no se nota la diferencia.

Como era de esperar, ‘Tiki taka’ es el reciclaje de ‘Futboleros’ de Marca TV, al que se han sumado algunos de los disidentes de ‘Punto pelota’, como Lobo Carrasco (el de verdad) y varias firmas del ‘As’ -diario en el que ya no escribe Josep Pedrerol– tras los roces de los últimos meses. Y como sucedía con ‘Futboleros, el resultado es un programa con poco ritmo (a años luz del que imprime Pedrerol al suyo, guste el contenido más o menos), en el que algunos tertulianos acaparan demasiado (el campo parece estar inclinado hacia la portería de Juanma Rodríguez) y a otros se les escucha con suma atención por miedo de que pueda ser la última vez que les dejen abrir la boca (caso de Ántoni Daimiel).

Seguir leyendo »