Artículos sobre Qué-bueno-es-el-Barça-qué-malo-es-el-Madrid

El regreso de garganta profunda

El Madrid está viviendo una crisis deportiva e institucional desde el verano del 2003. Una profunda crisis que podía haber hecho saltar por los aires la Casa Blanca si el Barça no hubiera pecado, durante dos temporadas, de falta de profesionalidad en el vestuario y de autocomplacencia en el palco. […] En el Barça esto no hubiera pasado. Porque el club blaugrana tiene un presidente que mantiene su proyecto deportivo desde el primer día. Con altibajos y graves errores, sí, pero siempre con la misma idea futbolística. Y con sólo dos entrenadores: Rijkaard y Guardiola. Diferentes, pero iguales. Con distintos métodos, pero con el mismo objetivo. El holandés ganó dos Ligas y una Champions en sus tres primeros años y sólo su falta de mala leche le privó de seguir sumando títulos. Pep, con la misma plantilla, ha regenerado la ilusión y el placer por el espectáculo. Todo, gracias a la apuesta firme y decidida de Laporta.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Prepotencia in crescendo


Es verdad que este Madrid no puede ganar en el Camp Nou. Yo diría que no puede ganar al Barça, sea donde sea, entre otras cosas porque el Barcelona es un equipo estructurado, trabajado y con ilusión y el Madrid, una banda que practica un fútbol primario, con mucha testiculina, sí, pero sin concepto ni idea que lo soporte. Por entrenador, por jugadores y por equipo, el Barça es inmensamente superior. O sea, que si el sábado el Barça es este Barça y el Madrid es este Madrid, no lo duden, Schuster tiene razón.

[Joan Maria Batlle, posiblemente el peor columnista de España, en Sport]

Sport | El Barça, imparable; el Real Madrid, en picado

Hoy toca hablar mal de Huntelaar

Según Sport, hay dos clases de futbolistas: los que le dicen ‘no’ al Madrid para fichar por el Barça y aquellos a los que el Barça dice ‘no’ y tienen que conformarse con ir al Madrid.

Desde octubre de 2007 hasta marzo de 2008, los servicios técnicos del FC Barcelona, dirigidos por Txiki Begiristain, estuvieron trabajando con una lista de futuros fichajes con más de 100 nombres. […] De todos ellos existía un detallado informe escrito, así como unas grabaciones en DVD de algunos de sus partidos. A muchos de ellos los habían estado siguiendo personalmente los técnicos bajo el mando de Txiki. En este apartado, entre la centena de futbolistas, estaba el holandés del Ajax Klaas-Jan Huntelaar.

Poco a poco, en función de las prioridades para la próxima temporada, y de las bajas que iban a producirse, el FC Barcelona pasó a trabajar con una lista mucho más reducida. En algunos casos con tres nombres para determinadas posiciones y en otros con cinco. Una vez decidieron los responsables del club que no iban a contar con Samuel Eto’o, […] se pusieron a rastrear el mercado europeo y sudamericano para encontrar el mejor recambio posible para el camerunés.

Lo primero que hicieron fue valorar uno a uno los posibles candidatos. Txiki Begiristain y sus colaboradores más estrechos llegaron al nombre de Huntelaar. En principio era un candidato atractivo dentro de un segmento del mercado futbolístico muy difícil: joven, goleador y, a priori, barato. El mejor realizador de Holanda y uno de los más activos de toda Europa.

Como suele ocurrir con todos los jugadores holandeses, el Barça solicitó la opinión de Johan Cruyff y el llamado ’Mestre’ en el entorno del club alabó sus indiscutibles cualidades, si bien se mostró incrédulo de que con su perfil pudiera encajar en el Barça. Dicho de otro modo, no bendijo su contratación.

Los técnicos del FC Barcelona, además, opinaron que Huntelaar era muy correcto en muchas facetas, pero que no era extraordinario en ninguna en concreto. Un año antes, por ejemplo, no había sido incluido en la relación de jugadores con la que Holanda participó en el Mundial de Alemania. Una decisión que provocó un gran revuelo en el pequeño país. El seleccionador Van Basten, curiosamente él, fue criticado por apostar por delanteros más veteranos y experimentados y no creer en los nuevos talentos.

De hecho, Van Basten, hoy entrenador del Ajax y último técnico que ha tenido Huntelaar, tampoco le hizo titular con Holanda en la última Eurocopa celebrada en Austria y Suiza. El delantero sólo jugo el último partido de la primera fase cuando Holanda ya estaba clasificada para los cuartos, donde Huntelaar no disputó ni un minuto.

En el FC Barcelona tampoco tuvieron la más mínima duda y el delantero holandés no pasó el corte, quedándose fuera de las cinco grandes prioridades para ser el futuro delantero centro del Barça. […] No deja de ser curioso, pues, que la solución a los males del Real Madrid, Huntelaar, sea un jugador que el Barça lo descartó en la primera criba.

[Toni Frieros / Sport]

El Madrid es un polvorín. Le crecen los enanos. La crisis deportiva está llevando a la entidad a un camino de difícil salida. […] Todo lo contrario a lo que sucede en el Camp Nou. Para que se hagan una idea de lo mal que se hacen las cosas en la casa blanca, sólo hay que recordar que acaban de fichar aprisa y corriendo a un jugador que está lesionado. Hasta Michel Salgado se cachondeaba de ello en la rueda de prensa. Calderón esta tan apurado, tan contra las cuerdas, que ha querido dar un golpe de efecto de cara a la asamblea y presentarse con un fichaje. No sabe el infeliz que el tiro le puede salir por la culata ya que ha pagado el gusto y las ganas por un delantero que no vale 20 millones de euros más siete por incentivos. Huntelaar es el sexto holandés de la plantilla y se esta recuperando de una rotura completa del ligamento anterior del tobillo izquierdo. Se lesionó el 9 de noviembre y con suerte estará para jugar en enero. Como dice la prensa madrileña, es un fichaje… para los médicos. […] En su país le conocen como ‘El Cazador’, un delantero de área tipo Van Nistelrooy, pero a un nivel inferior. Si alguien conoce bien el mercado holandés, éste es Johan Cruyff; pues bien, cuando los servicios técnicos del Barça le preguntaron referencias, su respuesta fue clara: “No es un jugador para el Camp Nou”. […] No nos engañemos, es un fichaje para salir del paso, una huida hacia adelante, un refuerzo como Van der Vaart o Drenthe que no marca diferencias. En definitiva, cuando se hace un fichaje pensando más en salvar los muebles de la asamblea que en el equipo, tienes todos los números para que te salga mal.

[Josep Maria Casanovas / Sport]

Fútbol vs miserias

O cambian mucho las cosas en la Liga, o artículos como este (qué buenos somos, qué malos son) van a ser el pan nuestro de cada día de aquí a junio.

Ahora que ni Messi ni Casillas serán Balón de Oro, superados ambos por el guapete de turno, Cristiano Ronaldo, es buen momento para reparar en la importancia de ambos en sus respectivos equipos. Leo ha sido el abanderado del barcelonismo en la lucha por el premio al mejor jugador del año, de la misma forma que el madridismo se ha agarrado a las paradas de su portero para buscar un protagonismo en la élite del fútbol europeo. Fíjense en la diferencia de las opciones. Un futbolista ofensivo, creativo, generador de fútbol y otro, el salvador de las miserias de su equipo. Y sí, siendo ambas alternativas válidas, es obvio que la de Messi parece más ilusionante.

En cualquier caso, en este momento del año, nada tiene que ver el momento de forma de Messi con el de Casillas, como el del Barça y el del Madrid. Leo es el líder de un equipo que va viento en popa, mientras que Iker es el pasado brillante de un equipo que alcanzó el título de Liga hace seis meses, pero que ahora transita en la misma mediocridad que el resto de sus compañeros.

En términos de dependencia, es cierto que tanto el Barça como el Madrid acusan el estado de forma de ambos jugadores. Hoy, Messi marca el latido de la eficacia del equipo de Guardiola, mientras Casillas no es el ‘paralotodo’ de la temporada pasada y por eso el equipo de Schuster va a la deriva. Son dos tipos de dependencia, las que marcan el pulso de los grandes de la Liga.

[Joan Maria Batlle, posiblemente el peor columnista de España, en Sport]

Hacer el primo

Yo pensaba que cualquier crítica a la famosa prima de Calderón iba a parecerme razonable… hasta que he leído no sé qué historias de Coldplay.

El diccionario de la Real Academia Española tiene entre sus definiciones de ‘primo’ a una persona incauta que se deja engañar o explotar fácilmente y a ‘prima’ como la cantidad extra de dinero que se da a alguien a modo de recompensa, estímulo o agradecimiento. No define cómo denominar la última charlotada de Ramón Calderón, que se ha sacado de la chistera y de la cartera de los socios del Real Madrid una superprima para motivar a sus jugadores. […] Esa es la fórmula desesperada e imaginativa de Calderón para salvar su pellejo y motivar a sus jugadores. Muy diferente, por fortuna, de la filosofía que Guardiola ha implantado en el Barça. Aquí, lejos del glamour de premiar a los futbolistas a base de talonario, se les pone música de ‘Coldplay’, se apuesta por la cultura del esfuerzo y del trabajo, por que den el máximo en los entrenamientos y en el campo, por las rotaciones, por que suden la camiseta y el escudo, por erradicar la autocomplacencia y la relajación… Aquí, no tenemos prima, pero tampoco hacemos el primo.

[Josep González en Sport]