Artículos sobre Roberto-Gómez

A diestro y siniestro

Para muchos hoy toca hablar de la destitución de Quique, de la que yo me alegro mucho, porque Sánchez-Flores dejó tiradas a cuatro familias este verano y nadie dijo nada. En fútbol, como en la vida, se recoge lo que se siembra, y ya hemos visto lo que ha sembrado el ahijado de don Alfredo. También toca hablar de la ventajista y rastrera campaña de José María del Nido para hacer creer a los sevillistas que Juande Ramos se ha marchado sólo por la pasta, cuando la verdad es que sólo se ha ido porque no podía seguir ni un segundo más al lado ni del presidente ni del director deportivo del club sevillista. También toca hablar de algo tan antiguo como las ayudas arbitrales al Barça y el mal juego del equipo de Laporta y, por supuesto, del Real Madrid. Jugar bien no es competir bien. El equipo de Bernd Schuster juega mal, pero compite bien y gana, que al final es lo único importante en el fútbol.

[Roberto Gómez en Marca]

Gracias, Fabio; gracias, Ramón

En el momento más importante de la historia reciente del Madrid , siguen arreciando las críticas, muchas de ellas, la mayoría, injustas contra el entrenador y el presidente madridista. Capello no ha abierto la aún la boca para quejarse de las barbaridades que se han dicho contra él. El madridismo de verdad tiene que dar las gracias a Fabio por hacer del Madrid un club de fútbol unido, como quedo demostrado en La Romareda, y no una pasarela de figurines. Lo sorprendente es que todavía no sepa si va a seguir. Gracias Ramón , por devolver el orgullo de ser madridista a millones de personas. Gracias por representar al Madrid en la final de Roland Garros. Gracias por preparar y no dejar a la improvisación los actos de celebración de la liga y gracias por ser uno más. Éste es mi Ramón , el Kennedy del fútbol español.

[Roberto Gómez, sus pelotazos, en Marca]

Capello volvió a demostrar que es el mejor del mundo

El entrenador del Real Madrid volvió a demostrar que es el mejor del mundo. Todo en contra: Medios de comunicación, aficionados, Junta directiva, dirección deportiva y, sólo con el apoyo de los jugadores. Planteamiento perfecto aunque en la segunda parte no entiendo como el equipo se tiró tan atrás. Es muy difícil trabajar como lo está haciendo Fabio en el Real Madrid de una manera seria y profesional como no se recuerda en el Bernabéu desde la época del mítico Vicente Del Bosque. Pero da lo mismo, haga lo que haga siempre se le cuestiona. No importa su madridismo, su currículo, su honestidad; algún día será reconocido, pero como siempre ocurre con los grandes será tarde. Fabio no cambies, sigue siendo fiel a tu idea futbolística. Desde el día 12 de junio que llegaste a Madrid van a por tí, pero no podrán. Eres el más grande. Ladran, luego cabalgamos. Aunque no vendría nada mal que en algunas cosas te dejaras aconsejar y seguro que a todos nos iría mejor, a todos comenzando por tí. Sigue apostando por la limpia de ‘corrales’. Ese es el futuro del Real Madrid.

[Roberto Gómez, sus pelotazos, en Marca]