Artículos sobre Tomás-Guasch

La diferencia entre ‘no ver’ y ‘no querer ver’

Hace 15 días leíamos en Sport y Mundo Deportivo que Van Nistelrooy había entrado en “la historia negra del fútbol, la de los tramposos” por palmear un balón en el área pequeña. Hoy esos mismos periódicos alaban la “picaresca” de Leo Messi, que “volvió a disfrazarse de Maradona”. La diferencia, claro, es que el árbitro de anoche, humano, “no vio” la mano del argentino, y el del Madrid-Deportivo, comprado, “no quiso ver” la de Van Nistelrooy. Lo de siempre.

Y en As, lo mismo pero a la inversa:

El Madrid es, a una semana vista, favorito, a salvo de que la euforia precipitada le confunda (el paseo de Calderón ante la hinchada fue un mal presagio en ese sentido) o que la ‘troupe’ de Sánchez Arminio se saque todavía algo de la manga. Ayer la ‘troupe’ de Sánchez Arminio dejó pasar una mala maradonada de Messi. Gol con la mano, protesta colectiva del Espanyol, que ya había visto cómo el linier marcaba estrechamente con su banderín a Luis García. Pero ni eso le alcanzó al Barça. [Alfredo Relaño / As]

Eran las 22:47 de la noche de ayer, 9 de junio, cuando Van Nistelrooy empató el partido en La Romareda. A las 21:46, el Barça era campe el Madrid, pura decepción y el Espanyol, un monumento al coraje, a la rabia de quien se veía derrotado por las fuerzas del mal. En el 47 vivimos un estallido. Empató el Madrid a dos. Los jugadores de Valverde no supieron de ese tanto, no les dio tiempo. Pero algo sobrenatural iluminó a Rufete, que le metió a Tamudo un balón al hueco, preciso, perfecto. El Zaragoza no había sacado de centro cuando el 23 perico (23 en honor a Michael Jordan, otro artista) vio el pase, se abrió hueco entre la zaga azulgrana, citó a Valdés y lo venció con un toque maravilloso. El ¡gooooool! se oyó hasta en la Luna. Por lo que supuso y por el momento en que llegó: al final, sin que el Barça pudiera reaccionar. Ni el árbitro. Porque al Barça le metieron el árbitro y su asistente en el partido. De una manera salvaje y atroz. Tamudo ya había marcado, esta vez aprovechando el pase de otro de sus grandes socios, De la Peña. El Barça achuchaba con más excitación e interés que fútbol. El linier que cubría su ataque ya se había equivocado señalando dos fueras de juego inexistentes a Tamudo y Luis García. El 0-1 fue inanulable, que si no… El partido se iba hacia el descanso con el Espanyol controlándolo cuando Messi, el que se sintió Maradona aquella noche con el Getafe, quiso serlo también en la trampa: manotazo ante la salida de Kameni, en un balón rebotado. Brazo extendido al máximo. La mano se vio en la Luna también. No Rodríguez Santiago, no su auxiliar. Un escándalo más en una historia preñada de ellos con el Barça de protagonista enchufado. [Tomás Guasch / As]

Tonterías varias antes de la batalla

El Barça presentó ayer, apurando todos los límites de tiempo, el recurso para la suspensión cautelar de la sanción a Ronaldinho. Recordemos con precisión: un partido por darle una patada en el escroto a Belenguer. El propio árbitro, al que se le cayó la roja de la mano de puro nerviosismo al verse obligado, sí o sí, a echar al megacrack en el mismísimo Camp Nou, ya llenó su acta de inusuales paliativos. El Comité, ese trío de vecinos del limbo al que los árbitros han toreado, aprovechó la redacción para dejar la cosa en un partido. Pero al Barça le sigue pareciendo mucho. Y recurre. Olé. Y, bien pensado, no me extraña que el Barça se atreva con todo. En periodo reciente se retiró de la Copa (después de perder 3-0 en la ida, por cierto) para dar capricho a Van Gaal, y salió indemne de eso. La noche del cochinillo pasó sin sanción, tras permitirse el club la machada de acudir a la justicia ordinaria para dilatar y enredar el proceso, dando tiempo a que Villar modificara los estatutos para, una vez regresados a la justicia deportiva, salir sin cierre. Coló a Messi meses antes de lo debido, como extranjero-juvenil, figura para cuya justificación el negociado de Villar ideó artimañas inauditas. Así que ¿cómo extrañarse de que se sientan capaces de sacar a Ronaldinho de esto? […] El Barça juega bien y bonito, pero su conducta como club hace tiempo que es horrible. [Alfredo Relaño / As]

El asalto azulgrana será sin Ronaldinho, pues el Comité Español de Disciplina Deportiva no dejó que el Barça le tomara el pelo. El 10 cumplirá la sanción (pequeñita, sólo un partido) que se buscó por atizarle a un rival en salva sea la parte. Una semana larga mareando la perdiz, así es este Barça. La baja del brasileño devolverá la titularidad a Iniesta, esa es otra. Uno de los mejores futbolistas del campeonato fue apartado de la competición porque a su entrenador se le disparó incontenible el cagómetro y se puso la careta de Maguregui [Tomás Guasch / As]

Gabi Milito, posiblemente uno de los mejores centrales del mundo, rechazado en su día por el Real Madrid de Florentino Pérez, tiene pie y medio en la Juventus. […] Esta noticia, a escasas horas del partido Zaragoza-Real Madrid en La Romareda, seguramente les sonará a los de ahí arriba a intento de desestabilización, no sólo de los maños sino también de los propios culés. No hay que olvidar que Gabi Milito era uno de los objetivos del Barcelona para fortalecer su defensa, pero mucho me temo que el proyecto se les va a pique. Otro más. [José Vicente Hernáez / Marca]

Los Otros, los del Lado Oscuro, están en campaña. Sólo así se entiende que se haya extendido la creencia de que los árbitros ayudan al Barça, en una temporada en que el Atlético ha sido expoliado en su estadio ante el Madrid; en la que en el Barça-Madrid no se ha expulsado a Sergio Ramos y sí a Oleguer; o en la que, en ese mismo Barça-Madrid, se ha ignorado un penalti de Diarra a Ronaldinho que ahora mismo pintaría una Liga muy distinta. Ante tanta mentira hay que contraatacar. [Joan Poquí / Mundo Deportivo]

Yo quiero que [la Liga] la gane el Barça. […] Lo quiero por darles en las narices a esos periodistas madrileños, clientes del Asador Donostiarra, serviles a Florentino, que ya han organizado la fiesta de La Cibeles; lo quiero por ver, saber, oír y leer cómo se lo montan en Madrid el día después, ahora que dudan de quedarse o no con Capello, luego lanzarle flechitas a la diana que se pusieron en el water; lo quiero porque, si se produce el relevo en el liderato, significará que al Madrid se le ha terminado la suerte en el momento que más la necesitaba; lo quiero porque si todos la quieren y nadie la consigue, que la ganen los nuestros. [Emilio Pérez de Rozas / Sport]

Lamentablemente, el Barça no depende de sí mismo y, por lo tanto, no basta sólo con ganar el derby. También habrá que rezar para que al Zaragoza le salga un buen partido ante el Madrid, para que el equipo de Capello no tenga la suerte de los últimos partidos y para que el árbitro esté en su sitio y reparta justicia, lo que con el Madrid de por medio siempre es un factor a tener en cuenta. [Josep Maria Casanovas / Sport]

La seguridad que desprenden los jugadores del Madrid es tremenda. “Ganaremos en Zaragoza y seremos campeones”, dice Van Nistelrooy, como si el Zaragoza fuese un rival de poca monta. Y lo mismo han explicado en los últimos días otros jugadores blancos. En Zaragoza, claro está, la prepotencia de los merengues ya cansa. El equipo de Víctor Fernández, con humildad pero con las ideas muy claras, saldrá a por todas, con la sana intención de bajarle los humos al Madrid de Capello. [Jorge Oto & J.A. Martínez / Sport]

La Liga es sueño y él nos ha alejado de la pesadilla. David, si hoy marcas de falta me baño en pelotas esta noche en Cibeles. Always fieles. [Tomás Roncero / As]

Todo el mundo se queja

Ya se conocen las designaciones arbitrales de cara a la próxima jornada y, aunque el Comité había apuntado que se escogerían a los mejores árbitros de Primera en estas últimas jornadas, los criterios de asignación de partidos no parecen haber sido los más oportunos. El siempre polémico Rodríguez Santiago ha sido el escogido para arbitrar el derby entre Barça y Espanyol. El colegiado castellano-leonés fue el principal protagonista de la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey del pasado año. Barça y Zaragoza se enfrentaron en aquella ocasión, y aunque los azulgranas eran los claros favoritos, Rodríguez Santiago se encargó de ‘eliminarlos’ expulsando a Ronaldinho por roja directa. […] También la pasada temporada, el ‘trencilla’ fue el protagonista de un Málaga-Barça en la jornada 30. El partido acabó con empate a cero en el marcador gracias al ‘buen hacer’ de Rodríguez Santiago, que anuló un gol a Eto’o por fuera de juego inexistente. Y no se entiende esta fijación del árbitro castellano-manchego por el FC Barcelona, porque de hecho, este se estrenó en Primera División en la campaña 1998-1999 con un Barça-Extremadura. Por todo ello, se puede poner en entredicho la decisión del Comité Arbitral de designar a Rodríguez Santiago para un encuentro de la importancia de un derby catalán y más todavía teniendo en cuenta lo que se juega el Barça en ese partido. Eso sí, si el colegiado quiere redimirse de sus últimos errores perjudiciales para los intereses del Barça, en ese encuentro tendrá una gran oportunidad. Lo único que debe hacer es ser lo más ecuánime y justo posible. […] Undiano Mallenco administrará justicia en el Zaragoza-Real Madrid, otra decisión un tanto arriesgada y es que Undiano Mallenco fue el árbitro del último Barça-Madrid que se saldó con un empate a 3 y con Oleguer expulsado en el 45’ por doble amarilla tras una decisión rigurosa. No hay que olvidar que en aquel encuentro, Undiano Mallenco abandonó el Camp Nou entre pitos y a gritos de ‘Así gana el Madrid’. Además, el colegiado también estuvo en el Real Madrid-Espanyol de hace tres semanas. En aquella ocasión el navarro obvió una falta clarísima sobre Kameni en el tanto de José Antonio Reyes, que supuso el empate blanco que después daría paso a la remontada. Dos datos que podrían dejar al Zaragoza con la mosca detrás de la oreja. [Lorena Tella / Sport]

Una gran reacción del Barça en la segunda mitad y la inevitable ayudita arbitral clasificaron a los de Rijkaard para la final de la Copa catalana de 2007, que disputará el martes en Sabadell al Espanyol. […] El partido tuvo dos partes, la primera para los de Tarragona, que se retiraron al descanso ganando por 2-0, y la segunda para el Barcelona, que se impuso finalmente por 3-4. Con lío, como es habitual. [Tomás Guasch / As]

Guasch sigue a piñón

Cada cual tiene su papel escrito, y amolda la actualidad a su conveniencia. Guasch tiene que explicar, sí o sí, que el Barça roba y al Madrid le roban. Así que se pone el acento en unas cosas, se obvian por completo otras y si hay que inventarse algunas más, pues se inventan.

La tarde-noche del estupendo sabadete liguero dejó varias perlas, hombres del pito en ristre. ¡Qué fácil resulta sacarle una tarjeta a Casquero en el Camp Nou y qué difícil hacer lo mismo con Deco! (Si tiene una ya es misión imposible).

Coloccini. ¿Sacarle roja por su entradón a Roberto Carlos? Nada: el brasileño no acabó en la Casa de Socorro, sigan.

Gago. ¿Puñetazo a Gago? Pues no haber puesto la cara ¿De Guzmán? Simplemente un luchador canadiense; vamos, que tiene su punto exótico.

El 1-0 culé. Cada repetición del 1-0 del Barça al Getafe parece más fuera de juego en la acción entre Etoo y Ronaldinho, autor del tanto. ¿Y? Lo de costumbre: ante la duda, p’alante.

Ronaldinho, out. Pérez Burrull se metió después en un lío que le puede costar la licencia: no tuvo más remedio que expulsar a Ronaldinho, que atentó gravemente contra las cascarillas de Belenguer, que encima es catalán. ¡La Generalitat debería presentarse como acusación particular contra el 10! ¿Que lo suyo es para dos partidos de sanción? En efecto: uno lo cumplirá en el Gamper y el otro, en la ida de la Supercopa, el año que el Barça vuelva a ganar la Liga.

[Tomás Guasch, lo de siempre, en As]

¡Alarma total en Cataluña!

Ahora sólo falta que el Espanyol gane la UEFA y la Generalitat tendrá que convocar elecciones anticipadas. ¡Alarma total en Cataluña, sí! Vamos, que como buen andaluz, Montilla cavila primar al Sevilla en un intento desesperado de evitar el caos total. ¡Qué barbaridad, el Geta! Al final resulta que el súper gol de Messi pasará a la historia como el del gol de la honrilla del Barça en esta eliminatoria que deja reflexiones tremendas. Primera: parece que el proyecto de Siete Títulos Laporta no se cumplirá ni sumando los del hockey. Segunda: Schuster ha vuelto a fichar por el Madrid. Tercera: la final ya puede jugarse en el Bernabéu, ¿ven como no conviene precipitarse? Y cuarta: de esta procede ir adecentando la Cibeles. Se adivina un tránsito de mayo a junio que ríanse de aquel de los franceses. […] ¡Y falta el Calderón!

[Tomás Guasch, desatado, en As]