Artículos sobre Tomás-Guasch

Cagomètre

Lo único Royal que perdió ayer fue Segolène. Quícir que el cagómetro culé sigue disparado. Ahora, el Madrid está en manos del Royal Betis, próximo visitante del Camp Nou. Luis Fernández mediante, el cagómetro será cagomètre o cagometroi. El fransuá no se va de la Liga sin dar un golpe: ¡ojo!

[Tomás Guasch, fuera de juego, en As]

Experto en fútbol holandés

Pese a mi identidad bloguera, no soy ningún experto en fútbol holandés. Sin embargo, no puedo evitar llevarme las manos a la cabeza cuando leo lo que dice hoy Tomás Guasch sobre el desenlace de la Eredivisie:

Van Gaal perdió la Liga en el último partido. Normal: quiso hacerlo de blanco, hasta ahí podíamos llegar: los colores tienen su corazoncito. Ganó Koeman, o sea el fútbol.

Varios de mis compañeros de Diarios de Fútbol me cuentan (parezco Carazo: “Me cuentan”) que, si es por fútbol, o al menos por fútbol alegre y ofensivo, el AZ Alkmaar ha mostrado más que el PSV. La pregunta es, ¿habrá visto Guasch muchos partidos de la liga holandesa?

Cagómetro y Villarato por el mismo precio

Cagahercios a tope. Medido a la medianoche de ayer, el Cagómetro del Barça se puso a 100 millones de cagahercios tras el 1-4 de San Mamés: Barcelona está en alarma roja; el riesgo de explosión es inminente. ¡Mujeres y niños primero! El subidón del Cagómetro lo confirma que en las emisoras más adictas del régimen culé se hacían ya ayer votos con voz temblorosa para que el Sevilla empate el domingo en Chamartín. Puede que incluso recojan dinero para darle una prima. Y eso que el Barça y la Cofradía de la Ayuda Galopante no para: Ronaldinho estaba en orsay en el gol de Etoo que derrotó al Levante. El didáctico Díaz Vega podría explicar la diferencia que hay entre ese gol y el que la anularon al Madrid ante el Betis en la Copa, entre Higuaín y Sergio Ramos. La diferencia está en que con el Barça por medio, en caso de duda, a su favor. Si el Madrid es el implicado, en caso de duda, en contra. Así se va haciendo la temporada. Y eso que el tal Clos pasaba por ser el más anticasero de la Liga. ¡Otro p’al Gamper! Total… Que el Barça conserva el liderato como está mandado.

[Tomás Guasch, fuera de juego, en As]

Al estilo Duro

El lunes post-Villarreal fue el de siempre que el Barça iba a comérselo todo y ni merendó. No se salvó ni Messi. El conocido victimismo azulgrana lleva a escribir sobre él que después de su golazo al Getafe le cambiará la vida, a peor. “El primer día del resto de su vida”, se lee en La Vanguardia. La conclusión es que Leo descubrió en Villarreal que nada será igual para él tras el golazo de la Copa. Casi dan ganas de pedir que se lo anulen.

[Tomás Guasch en As]

La Libreta | Duro, muy heavy

Portadas y cagómetros

El diario Marca se sigue radicalizando: más forofo que ayer, pero menos que mañana. Salvo que mañana sus nuevos propietarios, los italianos del grupo Rizzoli Corriere della Sera, decidan un relevo en la dirección del periódico, algo que parece cantado. Vaya portadas de vergüenza que se está marcando últimamente.

El supuesto tembleque culé da para mucho. En As, Tomás Guasch escribe:

Sólo pensar que el autoproclamado “mejor Barça de la historia” puede verse superado por el etiquetado por los medios afines al laportismo como “el peor Madrid de todos los tiempos”, lleva al culé hasta un sudor frío insoportable […] El término cagómetro, acuñado por Hugo Loco Gatti en AS, ha hecho fortuna en Barcelona.

Y nos quedamos con dos frases más: “En el Camp Nou se ha encendido la luz de alarma” y “La angustia circula por los foros barcelonistas. […] El mazazo de Villarreal ha dejado secuelas psicológicas”. No, estas dos últimas afirmaciones no están sacadas de ningún diario enfocado al público madridista, sino del mismísimo diario Sport. Las firman su editor, Josep Maria Casanovas, y su director, Josep Prats, respectivamente.