Artículos sobre Tomás-Roncero

Wag the dog

Pedja Mijatovic no pudo conciliar el sueño hasta las siete de la madrugada. El fiasco de Múnich le tenía martirizado. El fracaso de Capello es su fracaso y él lo asume con la mentalidad guerrera y combativa del pueblo montenegrino. “¿Cómo puedo lograr que el madridismo me vea de nuevo como el héroe de la Séptima y no como el chiflado que nos trajo al tal Capello?”. Eso debió preguntarse entre bostezo y bostezo. Yo me sé la respuesta. Y él, también. Traerse a Etoo al Madrid. La memoria es frágil en el fútbol. Tanto como para olvidar que Mijatovic llevó al crack camerunés al Barça cuando Florentino le dijo que se fuese con su joya africana a otra parte. Etoo es blanco y lo saben todos sus íntimos. Por eso no ha tenido reparo en destapar la farsa que se vivía en ese vestuario que nos vendían como si fuese Alicia en el país de las maravillas cuando en realidad es Monster House. Pedja ya le ha tirado el guante. Samu, prudente, se limita a decir en privado: “Si me podéis sacar de aquí, ojalá…”. Tiempo al tiempo. El regreso del hijo pródigo al Bernabéu abriría una nueva era. El ciclo Etoo…

[Tomás Roncero, con la Olivetti, en As]

Me da asco…

Todos conocemos a Tomás Roncero; es difícil que nos sorprenda. Con todo y con eso, la columna que el veleta número uno del reino publica hoy en el diario As es impresentable en grado sumo, bochornosa, nauseabunda. Es una vuelta de tuerca a esa teoría cobarde y delirante del Villarato, explicación a las miserias propias y los éxitos ajenos que ahora, por lo visto, ha cobrado dimensión internacional. Y encima se permite el lujo de citar a Voltaire. Un esperpento.

Hace poco leí que Villar pasaba a presidir la Comisión de Arbitraje de la UEFA. En ese instante, temí lo peor y me dije: “Si fronteras adentro nos hurta nueve penaltis en el Bernabéu, qué no hará lejos de casa para seguir vengándose de su odiado Hombre Blanco“. Me cuentan que el tal Lubos Michel es de la cuerda. Quiere ganar méritos y sabe que pisotear al Madrid acelera el ascenso a la planta noble que ahora regenta el tocayo del árbitro eslovaco (Michel Platini). Lo constaté en un fuera de juego señalado a Torres, porque el canterano partía dos metros en posición legal, y lo ratifiqué en el gol de Lucio, que casi arranca la cabellera a Ramos. Pero la desvergüenza llegó al final. El Tarzán de Camas, llamado a liderar junto a Casillas el nuevo Madrid que la afición exige por aclamación popular, vio como el balón le rebotaba en el muslo y, sin voluntariedad alguna, en su brazo. Acción legal. Derechazo mágico. De Décima. Éxtasis que duró dos segundos. Los que tardó ‘Robos’ Michel en cumplir su parte del trato. Me da asco…

Enemigo. Eso es el Bayern. Llevo tiempo bautizándole como el Barça de Europa, porque desde niño he visto cómo nos hacía una perrería tras otra. Los cuernos de Augenthaler, las provocaciones de Pfaff, el patadón de Matthäus a Chendo que hizo perder la cabeza a mi Juanito (ahora se cumplen veinte años), su vergonzosa retirada de un Trofeo Bernabéu, las chulerías impresentables de Kahn, el corte de mangas aberrante del fantasma Van Bommel… Y ahora el tal ‘Robos’ Michel alimentando la leyenda negra. El madridismo perdona, pero no olvida…

‘Camelo’ Capello. El expolio no me ha fumigado la capacidad de autocrítica. Porque entre la pasividad de Roberto Carlos (¿por qué, amigo?) y las cafradas tácticas de Capello, el Madrid se vio obligado a buscar la heroica para paliar tanta necedad. Que me explique Farsello qué pretendía con la alineación de Emerson, sabiendo que suponía jugar con diez e insultar a la dignidad de este club. Un tipo que se borra dos veces de la alineación (El Mermado, le apoda un amigo mío) recibe como ‘premio’ la titularidad mientras que Robinho y Guti se veían desterrados a la suplencia para justificar la barbarie de pizarra. Me telefonean mis amigos de las peñas de Ciudad Real, Picaña, Chuletón (¡Viva José Portas!) y We are the Champions. Todos cansados de sufrir. Desde hoy les inscribiré en la AVJC: Asociación de Víctimas del Juego de Capello. Si Farsello acaba la temporada, calculo que de aquí a junio habrá más de cinco millones de afiliados. Fabio, desde el cariño, ¡vete ya!

Depresión. Me niego a llorar. Mis lágrimas tienen un precio. Si les queda orgullo, que cierren la herida del madridismo en el Camp Nou. Yo me agarro a Voltaire, al que una vez leí: “He decidido ser feliz, porque dicen que es bueno para la salud…”.

Roncero ha hecho un estudio

Y tiene toda la pinta de ser muy, pero que muy riguroso. Lo contó anoche en esta tertulia del programa El Mirador, que dirige Josep Pedrerol en Punto Radio. Son siete minutos en los que se hablan de diversos temas, y también intervienen Lluis Canut, Carme Barceló, José Damián González, Siro López, José María Montoya, Roberto Palomar y ‘Pipi’ Estrada.


share your files at box.net

Otro de la cuerda

Teixeira Vitienes, que sí es de la cuerda de Sánchez Arminio, se tragó dos penaltis clamorosos a Reyes y a Cassano. No interesaba que el sábado pudiese dormir el Madrid por encima del Barça de la triste figura. Daudén (¡good referee!) fue un oasis en el desierto. Pronto lo veremos repudiado como Tristante Oliva.

[Tomás Roncero, con la Olivetti, en As]

De pitbull a puma sin garras

[20-VII-06] Un pitbull como Emerson otorgará el equilibrio en la medular extraviado desde la marcha de Makelele. [Tomás Roncero / As]

[1-III-07] Las tortuosas horas de Emerson en el Madrid están contadas. ¡Albricias! Tiren de calculadora y recuenten cuántas quedan de aquí al 30 de junio. Después, saldrá por la puerta de servicio del Bernabéu. Lo inconcebible es que Capello lograse convencer a Mijatovic de un fichaje disparatado por su precio: 16 millones de euros por un futbolista de 30 años (declarados) y un perfil rocoso, jurásico y antiestético. […] Este Puma sin garras no debe buscar culpables en el paisaje [Tomás Roncero / As]