Resumiendo

Empieza Óscar Ribot, redactor de As, con una pregunta incomodísima tras el Sevilla 2 – Real Madrid 0.

Míster, ¿qué opina del penalti no pitado a Raúl y de la expulsión de Ramos.

Y el míster, que no es otro que Schuster, se pone a llorar.

¿De dónde es el árbitro? No me digas más.

El árbitro era (y es) catalán.

Luego Tomás Roncero, con su Olivetti, echa más leña a una teoría infumable en lugar de dedicarse a buscar las verdaderas causas de la derrota de su equipo.

Y también ha vuelto el Villarato, esa organización diseñada con una disciplina militar en su departamento arbitral que respira bajo el lema: “Barça vincere, Madrid perdere”. Esta vez, el ejecutor fue un árbitro barcelonés (¿será socio del club azulgrana?). El tipo no sancionó un penalti de Diarra sobre Navas, debió decírselo en el descanso un primo de Sánchez Arminio y el hombre regresó al césped enloquecido como un mono con pistolas subido a un tiovivo. Se inventó una segunda amarilla a Ramos para concederle su larga cabellera a ese público que inexplicablemente sigue ensañándose con el chaval que les dejó 27 millones en caja. Después, el tal Álvarez Izquierdo le perdonó dos veces idéntico castigo a Alves tras una zancadilla sobre Marcelo y un empujón a Balboa, no sea que me digan que me he apiadado de la víctima. El tiburón de Villar sacó pecho orgulloso cuando convirtió un clamoroso penalti de Drago a Raúl, el más claro del año 2007, en una tarjeta al gran capitán acusándole de hacer teatro. ¡Surrealista! El prenda ostenta, con 11, el récord de penaltis de la pasada temporada… ¡Y ninguno lo pitó en el Bernabéu! El muchacho también fue el que expulsó a Kapo, del Levante, por decir: “Uo”. Textual. Y en el silbato de alguien con tan poco criterio descansa el rigor de esta Liga. ¿Estás contento, Villar?

Se arma el cisco, por supuesto, y Lluis Foix compara en Mundo Deportivo la acusación de Schuster con los insultos de Eto’o al Madrid (si de verdad son situaciones análogas, ¿por qué no los criticaron en su día como critican ahora a Schuster?).

Eto’o, sin ir más lejos, se refirió al Madrid con palabras impropias y al día siguiente convocaba una rueda de prensa para pedir disculpas. Tú no vas a disculparte, que te conocemos, ni vas a bajar el aire chulesco de tus intervenciones públicas.

Doménec García, además, nos recuerda que ellos en ese diario de calidad jamás han dudado de la buena fe los árbitros.

De los colegiados madrileños podríamos escribir una enciclopedia, pero nunca se nos ocurriría afirmar que sus errores lo fueron para favorecer a un equipo de la capital, aunque a veces, ciertamente, dieran que pensar.

Resumiendo, que no puede uno irse unos días de viaje.

Artículos Relacionados

8 comentarios (por ahora) en “Resumiendo”
  1. dieguitoalias 7 noviembre, 2007
  2. Zack 7 noviembre, 2007
  3. Rey Sombra 7 noviembre, 2007
  4. ivan 7 noviembre, 2007
  5. chino 7 noviembre, 2007
  6. Nogod 7 noviembre, 2007
  7. Rey Sombra 7 noviembre, 2007
  8. x 7 noviembre, 2007