Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 16 de febrero de 2005

no image

Sencillamente asqueroso

Sport > Josep Prats: Cracks con caras opuestas [“Artículo” íntegro]

CRACKS DE VERDAD. En veinticuatro horas el fútbol ha mostrado dos caras totalmente opuestas. Una buena y otra mala. Anoche cracks mediáticos, futbolistas millonarios dieron en el Camp Nou una lección de humanidad. Aunque la sociedad les idolatre, aunque sean máquinas de fabricar dinero, aunque sean símbolos y referentes de sus aficiones, son sensibles a las tragedias humanas. Juntos fabricaron un bellísimo espectáculo de fútbol para recaudar fondos y ayudar a los que tanto daño sufrieron por culpa del maldito tsunami. Son estrellas, pero demostraron que tocan con los pies en el suelo, que por mucha fama y euros que tengan en sus cuentas ante un drama humano no miran hacia otra parte.

NIÑATOS CREIDOS. Por esto contrasta tanto que mientras hay cracks que se mojan por una causa solidaria, otros, algunos de la galaxia blanca, se mojaron, pero con champán francés, en un fiestorro, en la ‘boda farsa’ de Ronaldo, la boda que no fue boda, pero de la que va a vender la exclusiva, en un despilfarro vergonzoso que incluyó el alquiler de un castillo de película. Qué indecencia. El bodorrio éste, el capricho de niño rico, niño tonto, le costó a Ronaldo 700.000 euros. ¿Se imaginan todo lo que se podría hacer con este dinero para ayudar a gente que lo ha perdido todo? Qué contraste con Ronaldinho que renunció a la invitación para poder estar anoche en condiciones en el partido solidario.

RONALDINHO Y ETO’O. Al ostentoso e irresponsable desfile de los Figo, Roberto Carlos, con sus parejas engalanadas con unos ropajes cuyo precio daría de comer a muchos niños que se quedaron huérfanos con la tragedia, no se unieron ni Raúl, ni Zidane ni Beckham. Ni Ronaldinho. Ni Eto’o. Ellos sí vieron que como ídolos de masas, como personajes mediáticos universales, no podían estar en una fiesta de altísimo standing, mientras otros jugaban por una causa humanitaria. La cara y la cruz. Decentes e indecentes. Mientras Ronaldinho mostraba la camiseta solidaria, Ronaldo se preparaba para la farra.

Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas:


2 comentarios (a día de hoy) en Sencillamente asqueroso

  1. Carlos says:

    Otro ejemplo de memoria selectiva. Lo de la boda o no boda es totalmente criticable desde cualquier punto de vista, pero vamos, tachar a Ronaldo de poco solidario… A bote pronto me acuerdo del partido a beneficio de Unicef que se jugó en el Bernabéu un poco antes de Navidades, el de los amigos de Zidane frente a los amigos de Ronaldo. Ah, y Ronaldinho creo que no estuvo. Pero claro, sería otro partido de cara a la galería.
    Ronaldo, que yo sepa, tenía fijada la fecha de San Valentín para su celebración. No tiene la culpa del tsunami, ni de que la FIFA haya elegido esa fecha. ¿Quién diría que no a su pareja por jugar un partido, aunque sea uno benéfico. Yo no, por ejemplo.

     
  2. Louis says:

    Me había propuesto no añadir nada más, el texto habla por sí mismo. Es, de verdad, lo más rastrero que he leído en mucho, mucho tiempo.

     
Back to Top ↑